publicidad

5 cosas que nunca deberías hacer con un juguete sexual
Salud Sexual

5 cosas que nunca deberías hacer con un juguete sexual

Muchos cometen errores al usar un juguete sexual por primera vez. Foto: ANNA SHVETS en PEXELS

Si no tienes mucha experiencia o te da pena preguntar, aquí te decimos las cosas que nunca debes hacer con un juguete sexual para no estropear sus efectos

  • SUSANA CARRASCO
  • 03/09/2020
  • 13:07 hrs.

Usar un juguete sexual o erótico es cada vez más común y, de hecho, la ciencia avala sus beneficios, ya que estudios del Centro de Promoción de la Salud Sexual en la Universidad de Indiana en Estados Unidos, demostraron que aprovecharlos en la intimidad mejora la función sexual, rompe con la rutina y promueve comportamientos saludables entre las parejas. Pero ¿sabías que hay al menos cinco cosas que nunca deberías hacer mientras los usas?

Los errores al usar juguetes sexuales no son conocidos por todos, pero podrían arruinar el momento de la pasión, hacer que los también llamados sex toys no duren mucho y, sobre todo, causar daños en la salud de quienes los disfrutan.

(Foto: Freepik)

Así que, si no quieres sufrir de estos problemas, lo mejor es que tomes nota acerca de las cinco cosas que nunca deberías hacer al usar un juguete sexual ya sea a solas o en pareja. Pon mucha atención.

Lo que nunca deberías hacer al usar un juguete sexual

Si no tienes mucha experiencia usando juguetes sexuales o si de plano no le encuentras mucho el chiste, es probable que estés cometiendo algunos errores que te impiden aprovecharlos por completo, checa:

1. Dejar las pilas puestas

Este es uno de los errores de principiantes más comunes y es que generalmente queremos tener los juguetes eróticos listos para la acción y es entendible, pero debes resistir, pues dejarle las pilas puestas puede hacer que no duren mucho, se estropeen o hasta que se enciendan en el momento más inesperado. Evita momentos incómodos, mantén cerca las pilas y ponlas justo antes de disfrutar de tu juguetito.

(Foto: Pexels)

Si es recargable, solo sigue las instrucciones de cuidado que vienen en el empaque y por favor, nunca metas en el agua los juguetes que usan pilas o baterías recargables, pregunta en tu tienda favorita de artículos eróticos cuáles son ideales para las prácticas sexuales bajo el agua o la regadera.

TAMBIÉN LEE: Los peligros de aguantarse un orgasmo para alargar el orgasmo

2. Enjuagarlos solo con agua

La higiene de los juguetes sexuales es un punto muy importante para disfrutarlos y una de las cosas que nunca deberías hacer es enjuagarlos solo con agua, pues lo ideal es hervirlos hasta desinfectarlos. El Dr. Gerardo Ventura Serrano, secretario de la Asociación Española de Ginecología y Obstetricia, explica a El País que "otra opción es recurrir a espumas detergentes-desinfectantes como las que se usan en el ámbito quirúrgico, las cuales hay que dejar actuar 10 minutos".

La correcta desinfección de un juguete sexual debe hacerse después de cada uso, es decir, si se introduce en una parte del cuerpo, se debe lavar antes de introducirlo en otra para evitar infecciones por hongos y bacterias.

(Foto: tomada de la web)

3. Usarlos como anticonceptivos

Según encuestas realizadas por Ann Summers y retomadas por Cosmopolitan, hasta un 30% de los usuarios frecuentes de juguetes sexuales y lubricantes, creen que estos artículos eróticos funcionan como anticonceptivos y protección de enfermedades sexuales, pero esto es totalmente falso.

También se cree que no pasa nada al compartir un sex toy con otra persona, pero lo cierto es que un juguete sexual es personal y prestarlo a alguien o incluso usarlo con la pareja sin ponerle un condón, aumenta el riesgo de contagio de una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) como clamidia, sífilis, herpes y hasta virus del papiloma humano si hay heridas abiertas al momento del contacto.

(Foto: Freepik)

 Así que olvídate de esas creencias y haz buen uso de tus juguetes, complementando con un método anticonceptivo hormonal y de barrera.

4. Guardarlos con otras cosas  

La forma en que guardas tus juguetes sexuales no debe tomarse a la ligera, pues si se mezclan con otras cosas y tienen contacto con objetos sucios o contaminados, vamos a llevar esa suciedad directamente a nuestro cuerpo la próxima vez que los usemos. Lo ideal es guardarlos en un estuche individual, siempre bien lavados y secos. Recuerda que cualquier residuo que se adhiera a tus juguetes terminará en tu cuerpo, así que procura secarlos al aire libre y no uses toallas o trapos.

(Foto: Pexels)

5. Tirarlos directo a la basura cuando ya no funcionen

¿Sabes cómo desechar correctamente un juguete sexual? Nunca debes tirarlos a la basura y mucho menos dárselo a otra persona. Los juguetes sexuales se pueden reciclar después de usarlos y hay tiendas que lo hacen. Los productos son enviados a centros que aprueban su reciclado en donde los desarman y todas las partes reciclables, son recubiertas y vueltas a ensamblar. Claro, asegúrate de llevar el juguete que ya no usas perfectamente desinfectado para que puedan reciclarlo.

La próxima vez que disfrutes de estas maravillas del placer, recuerda lo que nunca deberías hacer con un juguete sexual y evita complicaciones innecesarias.

SIGUE LEYENDO: 3 hábitos obligatorios para después del sexo anal

(Con información de El País y Cosmopolitan)


publicidad

publicidad

publicidad