publicidad

5 consejos para disfrutar del sexo aun con dolor de espalda
Mejor sexo

5 consejos para disfrutar del sexo aun con dolor de espalda

Expertos revelan los mejores trucos para tener sexo con dolor de espalda. Foto: Designed by Freepik/ cookie_studio

Disfrutar del sexo con dolor de espalda no es imposible, basta con seguir algunas recomendaciones de los expertos antes de la acción en la cama

  • SUSANA CARRASCO
  • 25/08/2020
  • 18:34 hrs.

El dolor de espalda es una de las molestias más extendidas a nivel mundial, pues se estima que hasta un 80% de las personas lo sufren en algún momento de su vida. Este malestar físico sin duda afecta de forma negativa nuestro bienestar y también la vida sexual. Si te sientes identificado, a continuación, te compartimos consejos para disfrutar del sexo aun con dolor de espalda.

Expertos confirman que es posible seguir disfrutando de relaciones sexuales satisfactorias aunque tengamos esta dolencia, simplemente debemos prestar especial a algunos trucos durante el momento de la pasión.

Así que si creías que tu vida sexual se había terminado porque constantemente sientes un dolor en la espalda que te paraliza, te damos varias razones para dejar de creerlo y retomar la actividad sexual intensa y placentera.

Disfrutar del sexo con dolor de espalda

Expertos de la Asociación Española de Quiropráctica señalan al diario ABC que el sexo empieza por la cabeza, pero también por la espalda, por lo que es fundamental saber cómo controlar las molestias en esta parte del cuerpo, ya que además de la incomodidad y el dolor, contribuyen a la disminución de la actividad sexual, lo que termina alejando a las parejas.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo podemos ayudar las mujeres a la pareja con disfunción eréctil?

Las razones por las que puede presentarse un dolor de espalda que afecte el sexo son muchas, desde mala postura hasta artrosis, hernia discal, degeneración del disco o efectos secundarios de una operación de columna.

Si sufres de este problema no tienes que resignarte, hay algunos trucos que pueden ayudarte a disfrutar del sexo con dolor de espalda:

1. No abuses de los analgésicos

Creer que es una buena idea tomar analgésicos y antiinflamatorios antes de las relaciones sexuales para disminuir las molestias y poder moverse a gusto es un error, pues solo se enmascara el dolor y aumenta el riesgo de lastimar más la espalda con posturas estresantes o movimientos que nos exijan demasiado esfuerzo físico.

2. Toma una ducha caliente

Lo mejor que puedes hacer para reducir el riesgo de molestias en la espalda durante el sexo es darte una ducha caliente, pues te ayudará a relajar los músculos y a aliviar síntomas temporalmente para disfrutar sin preocupaciones. Incluso puedes aprovechar la oportunidad y tomar la ducha junto a tu pareja para comenzar a elevar la excitación

3. Haz estiramientos

El sexo es una actividad que exige mucho de nuestros músculos y fuerza física, casi de la misma forma que lo hace una rutina de ejercicios, así que procura calentar y hacer algunos estiramientos de las piernas y la espalda durante 10 minutos antes de empezar con la acción en la cama.

4. Coloca una almohada

Las almohadas pueden ser un excelente aliado en el sexo, ya que ayudan a disminuir el esfuerzo corporal en algunas posturas sexuales. Solo asegúrate de poner una debajo de la zona lumbar en aquellas posiciones donde tengas que estar acostado y si quieres hacer algo más intenso, como el doggy style o perrito, puedes poner una pila de dos o tres almohadas para recargar todo el peso ahí y liberar a la espalda y los brazos de la tensión.

5. Cuida las posiciones sexuales

Hay posturas que evitan las molestias en la espalda y otras que pueden agravarlo. Un estudio realizado por expertos de la Universidad de Waterloo, publicado en la revista Science y retomado por el diario El Mundo, señala que la postura de la cucharita, donde la pareja está acostada de lado y el hombre penetra desde atrás, no es la más recomendable.

La sugerencia es optar por la posición clásica: el misionero. Los expertos destacan que el hombre debe hacer los movimientos de empuje usando las caderas en vez de la región lumbar. Otra opción es estar tumbado boca arriba, con las rodillas ligeramente flexionadas y los pies apoyados en la superficie de la cama, poniendo una almohada debajo de las lumbares y las rodillas, mientras la pareja hace el resto del trabajo.

Disfrutar del sexo aun con dolor de espalda puede ser el pretexto perfecto para disfrutar de nuevas formas de erotismo que no requieran movimientos bruscos, como los masajes sexys, los besos apasionados, el sexo oral, la masturbación en pareja o los juegos sexuales con comida o lencería sensual. La idea es que vuelvan a descubrirse juntos y que encuentren los puntos más sensibles o erógenos de cada uno para llegar al placer máximo.

SIGUE LEYENDO: 3 posiciones sexuales intensas para mujeres con pechos pequeños


publicidad

publicidad

publicidad