publicidad

10 errores en el sexo que los hombres cometen
Mejor sexo

10 errores en el sexo que los hombres cometen

Creer que todas las mujeres se excitan con lo mismo es el peor error en el sexo que los hombres cometen

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 20/08/2019
  • 15:24 hrs.

A la hora de la intimidad, muchos hombres creen ser expertos, pero lo cierto es que la mayoría comete errores en el sexo que acaban con la pasión y el placer de la pareja. Para que no te pase, te decimos los 10 errores comunes de los hombres durante el sexo.

La mayoría de estos errores se cometen por creer en mitos o por la falta de información sobre cómo mantener relaciones sexuales satisfactorias.

Errores en el sexo

La sexualidad actualmente está muy determinada por mitos, modelos culturales y errores que hacen que una de las actividades más placenteras se vea perturbada y hasta arruinada.

Por ello, Diana Resnicoff, psicóloga, sexóloga clínica y secretaria científica de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana (SASH), comparte un decálogo con los errores en el sexo que los hombres cometen:

1. Creer que a todas les gusta lo mismo

Creer que a todas las mujeres les gusta lo mismo en el sexo es el peor error que los hombres pueden cometer.

Todos los seres humanos somos diferentes y lo que puede ser placentero para una, no lo es para nada en otra. Por ello, la comunicación en pareja durante y después de la intimidad es muy importante, ya que se debe conocer qué si y qué no disfruta nuestra pareja sexual.

Así que por más parejas sexuales que hayas tenido, olvídate de creer que ya sabes cómo hacerlo o que tu pareja adivinará donde te gusta ser estimulado, cada persona tiene sus gustos y fantasías particulares.

2. Acariciar solo en la cama

Las caricias son muy necesarias para aumentar la excitación de la mujer, pero muchos hombres creen que solo deben hacerlas en el momento del sexo.

Sin embargo, para que una mujer se sienta sexualmente dispuesta, necesita sentirse cortejada y seducida, necesita que su pareja le demuestre cariño y que la bese y abrace mucho antes del encuentro sexual, no solo en el momento.

3. Ir directo a la penetración

Excitar a una mujer lo suficiente como para que tenga un orgasmo requiere de ciertos pasos previos a la penetración. Las mujeres manifiestan que para lograr un buen encuentro sexual necesitan besos y caricias en distintas partes del cuerpo, como brazos, piernas, abdomen, glúteos o senos. Esta estimulación debe ser antes de llegar a los genitales.

Recuerda que todo el cuerpo es una gran zona erógena, por lo que debes explorarlo, conocerlo y descubrir los puntos eróticos de tu pareja antes de comenzar con los genitales.

4. Solo enfocarse en el orgasmo

Muchos hombres creen que una relación sexual no es exitosa si no hay eyaculación y orgasmo. De hecho, al llegar a cierta edad, los hombres presentan dificultades en la erección y la eyaculación, lo que hace que vivan los encuentros sexuales con angustia en lugar de placer.

Sin embargo, el sexo es más que un orgasmo, puede ser algo relajado, con interrupciones, descansos, charlas y risas.

El orgasmo es muy placentero, pero deja de serlo cuando conseguirlo es más un tormento que una satisfacción. Las relaciones sexuales pueden ser muy placenteras para ambos aunque no haya un orgasmo, se trata de explorar sus cuerpos y disfrutar del momento.

TAMBIÉN LEE: Lo que debes saber sobre las erecciones femeninas 

5. Creer que la penetración es todo

Este es uno de los errores en el sexo que la mayoría de los hombres comete. No hay nada más alejado de la realidad que creer que el sexo es penetrar, sin embargo, es una idea común porque muchos afirman que la mujer consigue así el orgasmo.

Pero pocas veces la mujer llega al clímax con penetración, en la respuesta femenina, se debe saber primero cómo estimular correctamente el clítoris.

6. Querer imitar películas porno

Otro aspecto que la sexóloga Resnicoff señala es que ver pornografía no es algo malo, siempre y cuando los dos estén de acuerdo. Pero se debe tomar en cuenta que lo que se muestra en ellas no es real, es una fantasía.

Tomarse en serio la pornografía construye mitos de cómo debe ser la sexualidad, como que el pene tiene que ser muy largo para causar placer o que la mujer solo se excita si la maltratan, crea altos niveles de exigencia y por ende, favorece los conflictos sexuales en pareja.

7. Priorizar la cantidad y no la calidad

La mayoría de los hombres cree que es mejor tener más cantidad de orgasmos en un encuentro que tener orgasmos satisfactorios.

Pero esto puede perjudicar el disfrute sexual, especialmente en los hombres maduros que ya no consiguen tener más de un orgasmo en cada relación sexual.

Competir con los demás en el terreno sexual y jactarse de los propios récords hará que el sexo no se disfrute. 

8. Creer que el placer femenino depende del hombre

Se cree que si la mujer no goza en el sexo, es por culpa de su pareja sexual, incluso algunos hombres piensan que deben iniciar la relación sexual, guiar a su compañera, garantizar que disfrute y que llegue al orgasmo.

Pero eso es parte de un prejuicio que señala que la mujer es pasiva en el sexo, cuando no lo es.

Ella puede tomar la iniciativa también y no debes sentirte inhibido por ello, disfruta el momento.

9. Estimular el clítoris en exceso  

El clítoris es importante en el placer sexual femenino, pero centrar toda la atención en esa zona tampoco es una buena idea.

Cuando estimulas el clítoris en exceso o demasiado fuerte, puedes irritarlo y producir una sensación desagradable y hasta dolorosa.

Recuerda que el cuerpo de la mujer tiene múltiples zonas erógenas, como los senos, el cuello o las piernas, así que no hagas lo mismo en todas sus relaciones sexuales.

10. Creer que un pene grande lo es todo

El tamaño del pene erecto varía entre los 12, 5 centímetros, hasta los 17 y está comprobado que esta medida no se relaciona con el tamaño que tiene cuando está en reposo.

Por otra parte, las paredes vaginales son músculos elásticos que se adaptan al tamaño del pene y la zona más sensible de la cavidad vaginal está en los primeros centímetros y en los labios vulvares.

Así que el tamaño del pene no influye directamente sobre el placer femenino, aunque algunos estudios señalan que si podría influir en la fertilidad.

Olvídate de las creencias y empieza a disfrutar de la sexualidad como nunca, experimenta con nuevas posiciones sexuales y sobre todo, pregúntale a tu pareja qué le gusta más.

SIGUE LEYENDO: Masturbarse diario, ¿bueno o malo para la salud? 

(Con información de Clarín)

publicidad

publicidad

publicidad