publicidad

10 cosas que no sabías sobre la posición sexual "doggy style"
Mejor sexo

10 cosas que no sabías sobre la posición sexual "doggy style"

La posición sexual doggy style es la favorita de los hombres. Foto: Flickr

Tener sexo con la posición sexual doggy style no solo es muy placentero, también permite realizar una de las posturas más antiguas

  • SUSANA CARRASCO
  • 30/07/2020
  • 18:23 hrs.

La posición sexual doggy style, mejor conocida como de perrito es muy controvertida, ya que para muchos es sin duda la mejor y para otros, es incómoda o hasta desagradable por la sumisión a la que puede hacer referencia. No obstante, atreverse a intentarla permite disfrutar de orgasmos muy intensos y si quieres saber más, sigue leyendo para conocer todo acerca de esta postura erótica.

Aunque se usa principalmente para tener sexo anal, existen muchos secretos que hacen de esta postura la favorita de todo el Kamasutra para algunos y si no estás convencido, te contamos algunas curiosidades al respecto.

Esta posición sexual consiste principalmente en que el miembro de la pareja que quiera ser penetrado, debe colocarse en posición de cuatro, abriendo ligeramente las piernas para permitir la entrada del miembro masculino o del juguete sexual que se use. La persona que hace la penetración tiene el control total de los movimientos y hay sensaciones profundas e intensa.

Cosas que no sabías de la posición sexual doggy style

No cabe duda que se trata de una postura muy apasionante y hasta salvaje que deja a la mayoría con ganas de más, pero hay varias cosas que seguro no sabías sobre su práctica, checa:

1. Es la más antigua

Esta posición sexual es tan antigua como la del misionero, donde la mujer está acostada boca arriba y el hombre se coloca encima, pues se han encontrado obras de arte de las épocas griega y romana con vestigios de esta placentera forma de tener relaciones. Pueden verse en pinturas y libros y, de hecho, el filósofo romano Lucrecio la recomendaba a las parejas que buscaban embarazarse, aunque eso no tiene ninguna base científica actualmente.

2. Se puede hacer de muchas formas

Aunque lo más popular es que se haga con la mujer en posición de cuatro y el hombre haciendo la penetración hincado por detrás, es posible disfrutar de todas sus variaciones, pues se puede hacer de pie, con la mujer apoyando el pecho sobre la cama o incluso, acostados de lado uno detrás del otro.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué ver porno lésbico es excitante para las mujeres? 

3. No es solo para sexo anal

La maravilla de la posición sexual doggy style es que permite distintos tipos de estimulación, pues además de ser ideal para el sexo anal también es perfecta para el sexo vaginal y hasta el beso negro o cunnilingus, que consiste en la estimulación con la boca de la zona anal. Así que no solo es para el sexo por atrás, déjate llevar por la imaginación y disfruta de todas sus variedades.

4. Es la favorita de los hombres

En diversas encuestas retomadas por Eme de mujer, la posición sexual de perrito está catalogada como la favorita de los hombres, pues les excita la vista que tienen de su pareja y la penetración profunda e intensa que les permite, además de claro, ser quienes dominan en ese momento de placer.

5. Es la postura ideal para llegar al punto G femenino

Como ya lo mencionamos, el doggy style es perfecta para una penetración profunda por lo que es posible disfrutar de una estimulación muy intensa del punto G, una de las zonas erógenas más sensibles del cuerpo femenino que se encuentra en las paredes vaginales que al tocarla, favorece la eyaculación de la mujer.

Si todavía no te atreves a disfrutar de la posición sexual doggy style no pierdas más tiempo en intentarlo y déjate llevar por las sensaciones intensas y los inigualables orgasmos.

SIGUE LEYENDO: ¿Por qué son tan placenteras las mordidas en el sexo



publicidad

publicidad

publicidad