publicidad

COVID-19: ¿Cuáles son los efectos psicológicos del aislamiento social?
Vida Sana

COVID-19: ¿Cuáles son los efectos psicológicos del aislamiento social?

Foto en portada: commons.wikimedia.org

La falta de conexión social aumenta los riesgos para la salud tanto como fumar 15 cigarrillos al día o tener un trastorno por consumo de alcohol

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 19/03/2020
  • 11:04 hrs.

Una de las recomendaciones emitidas por las instituciones de salud durante el brote del nuevo coronavirus COVID-19 es que las personas se queden en sus casas y no salgan a la calle para evitar la propagación del virus, o lo que es lo mismo, un aislamiento social.

Y es que si bien se sabe que se transmite de persona a persona, algunos individuos pueden tener la infección pero no presentar síntomas, fungiendo como portadores y transmisores más que como afectados en sí.

El 18 de marzo de 2020, la Secretaría de Salud informó mediante su cuenta de twitter el fallecimiento de una persona que tenía el covid-19, por lo que el quedarnos resguardados en nuestros hogares parece una buena idea. Sin embargo, también podría repercutir en nuestra salud mental.



Efectos psicológicos del aislamiento social:

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal Perspectives on Psychological Science, la soledad y el aislamiento social son dos veces más perjudiciales para la salud física y mental que la obesidad: "la falta de conexión social aumenta los riesgos para la salud tanto como fumar 15 cigarrillos al día o tener un trastorno por consumo de alcohol", explica la doctora y profesora de psicología y neurociencia en la Universidad Brigham Young, Julianne Holt-Lunstad, quien fungió como coautora de dicha indagación.

Por su parte, la American Psychological Association (APA) señaló en mayo de 2019 (antes de que surgiera el nuevo coronavirus en Wuhan, China) que el aislamiento social podría llegar a terminar con nuestras vidas.

"La soledad crónica es más probable cuando las personas no tienen los recursos emocionales, mentales o financieros para salir y satisfacer sus necesidades sociales o carecen de un círculo social que pueda proporcionar estos beneficios", informa dicha asociación en su sitio web.


Foto: pickpik.com


Puedes leer: China dice haber desarrollado "con éxito" vacuna vs COVID-19

Por otro lado, el médico e investigador de Weill Cornell Medicine en Nueva York, Dhruv Khullar, dijo a The Guardian que los periodos cortos de aislamiento pueden causar un aumento de la ansiedad o la depresión "en cuestión de días".


"Hemos evolucionado para ser criaturas sociales. Durante toda la historia de la humanidad, las personas han estado en estructuras familiares, las personas han estado en grupos, hemos evolucionado para anhelar y confiar en esa interacción con otros seres humanos. Entonces, cuando no tenemos eso, es un gran vacío en la forma en que hacemos lo humano. Esto es algo que ha sido conectado a lo que somos como seres", mencionó Khullar


Hay que recordar que las noticias juegan un papel importante en la manera en la que nos sentimos.

La ansiedad generada por el coronavirus tiene que ver gran parte en la difusión de noticias y la cantidad de personas que las miran. Incluso existen estudios que detallan la relación entre lo que vemos en nuestros dispositivos electrónicos o móviles y las reacciones que nos causan dichos comunicados.

De acuerdo con el doctor Graham C.L. Davey, quien realizó un estudio en 1997 para analizar los efectos psicológicos que tenían las personas al ver noticias negativas, todos aquellos que miraron el boletín de noticias negativas reportaron estar significativamente más ansiosos y tristes después de observarlo que las personas que vieron el boletín de noticias positivo o neutral.

"Lo que fue más interesante fue el efecto que tuvo ver las noticias negativas en las preocupaciones de la gente. Le pedimos a cada participante que nos dijera cuál era su principal preocupación en ese momento, y luego les pedimos que pensaran en esta preocupación durante una entrevista estructurada. Descubrimos que las personas que habían visto el boletín de noticias negativas pasaban más tiempo pensando y hablando sobre su preocupación y tenían más probabilidades de catastrofizar su preocupación que las personas de los otros dos grupos", explica Davey en el portal Psychology Today.

Piénsalo: la cantidad de noticias diarias, los nuevos casos confirmados en diferentes partes de México, el conocimiento de que se transmite de persona a persona, el que la Secretaría de Salud haya emitido recomendaciones para cuidarse hasta cuando no se presentan síntomas y saber que tener contacto con otra persona (o personas) puede contagiarte podrían afectar la salud mental de la gente al hacer que aumente su nivel de ansiedad.

La Secretaría de Salud también informó los efectos de estar largos periodos de tiempo en casa.


Foto: Secretaría de Salud


También te puede interesar: ¿Qué tan efectivos son los escáneres térmicos para detectar el COVID-19?


Otro artículo de revisión publicado en el journal The Royal Society subraya que la soledad puede causar estragos en la salud física, mental y cognitiva de un individuo, incluyendo entre las consecuencias adversas para la salud la depresión, la mala calidad del sueño, la función ejecutiva deteriorada, el deterioro cognitivo acelerado, la función cardiovascular deficiente (debido a que no se hace ejercicio, generalmente) y la inmunidad deteriorada en todas las etapas de la vida.

Esos son los efectos psicológicos del aislamiento social: aumento de ansiedad o depresión "en cuestión de días", aburrimiento, irritabilidad, enojo, desánimo, sensación de injusticia, tristeza, ansiedad o depresión, mala calidad del sueño y los mencionados en el párrafo anterior.

¿Qué hacer durante la cuarentena?

La educadora social y psicóloga Elena San Martín recomienda estos puntos para cuidar nuestra salud mental durante la cuarentena:

1) Evitar estar con la tele encendida todo el día escuchando noticias sobre el coronavirus.  Sólo nos informaremos en un momento concreto del día que hayamos elegido previamente. Pueden ser los informativos de la mañana, de la tarde o de la noche, lo que nosotros queramos, pero solo una vez al día.

2) Enfocarnos en que, aunque es difícil, quedándonos en casa estamos salvando vidas.

3) Limitar el tiempo que pasamos conectados a la tecnología y buscar actividades manuales y formas de pasar el tiempo separados de las pantallas.

4) Buscar formas de actividad física que podamos realizar en casa

5) Colaborar y a apoyarnos los unos a los otros, esforzándonos en hacer la vida más llevadera a los demás durante este tiempo



publicidad

publicidad

publicidad