publicidad

  • Inicio
  • Cancer
  • Tipos
  • Cada año fallecen alrededor de 800 personas por melanoma en México
Cada año fallecen alrededor de  800 personas por melanoma en México
Tipos

Cada año fallecen alrededor de 800 personas por melanoma en México

Foto en portada: flickr

Las probabilidades de desarrollar melanoma en nuestro país son de un caso por cada 100 mil habitantes, lo cual representa entre 3500-3700 casos al año

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 23/05/2020
  • 06:25 hrs.

Hablar de melanoma es referirnos a un tipo de cáncer de piel que es menos frecuente que otros cánceres de piel, pero que resulta más peligroso debido a que es mucho más probable que se propague a otras partes del cuerpo si no se descubre y se trata a tiempo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que actualmente ocurren 132,000 casos anuales de cánceres de piel melanoma en todo el mundo y la Asociación Española Contra el Cáncer menciona que su importancia, más que estar en su frecuencia, radica en su rápido aumento en países desarrollados, ya que está directamente relacionado con la exposición solar por motivos estéticos y de ocio.

Esta enfermedad se puede presentar en cualquier mexicano y al ser el 23 de mayo el Día Mundial del Melanoma, te decimos lo que debes saber sobre este padecimiento.

Puedes leer: Estas son las tres fases del cáncer de próstata

Melanoma en México:

El doctor y oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología, Miguel Ángel Álvarez Avitia, explicó para Sumédico.lasillarota.com que las probabilidades de desarrollar melanoma en nuestro país son de un caso por cada 100 mil habitantes, o lo que es lo mismo, de 3500-3700 al año en México.

"Toda lesión pigmentada que notes nueva, lo mejor es consultar con un dermatólogo", explica Álvarez Avitia

Si bien no se tiene un registro claro de las defunciones ocasionadas por este cáncer, el doctor Avitia señala que lo que se tiene calculado en base a datos internacionales y del mismo INEGI, es que cada año pierden la vida entre 700 y 800 personas por este tipo de neoplasias.

A diferencia de otros cánceres que pueden llegar a ser hereditarios, la posibilidad de que esto ocurra con el melanoma es muy bajo.

"Los melanomas de origen hereditario o genético representan un porcentaje muy bajo. Menos del 1% de los melanomas van a tener un componente hereditario", indica el especialista

¿Cuáles son los factores de riesgo para desarrollar melanoma?

Los rayos ultravioletas son cancerígenos y durante el transcurso de nuestra vida dañan el material genético que tenemos en los melanocitos, que son las células que nos dan el color de la piel.

"Lamentablemente los melanocitos pueden ser susceptibles al daño genético que ocasionan los rayos ultravioletas. Estamos hablando de que toda persona que tuvo un melanoma, tuvo una exposición prolongada o una exposición solar sin las adecuadas precauciones", explica el doctor Avitia.

Para identificar las señales de que una persona padece melanoma, los oncólogos tienen algo que se llama el "A-B-C-D-E" de las lesiones pigmentadas:

"A" = Asimetría de una lesión. Las lesiones pigmentadas deben de ser simétricas. La persona puede tener la capacidad de dividir una de arriba abajo, de izquierda a derecha y ser correspondientes en una misma.

"B" = Los bordes. El especialista detalla que generalmente la lesión benigna tiene los bordes bien definidos, nítidos, claros. La gente puede diferenciar dónde empieza la lesión pigmentada y dónde termina.

"Una lesión donde los bordes no se ven, son difuminados o no son nada claros, también te debe llamar la atención", precisa Avitia

"C" = El color. Una lesión pigmentada benigna generalmente tiene un solo color: o es morada, café o negra por completo. Sin embargo, si empieza a tener varios colores y los colores no son muy claros, si el afectado ve como un entrerrejado entre los colores o los bordes no son los colores adecuadamente claros y se pierden entre la piel zona, les debe llamar la atención.

 "D" = El "Diámetro". Generalmente una lesión de 6 milímetros de diámetro tiene posibilidades de ser benigna. Sin embargo, si el diámetro ha crecido y más o menos 6 milímetros corresponde al grosor de una goma de un lápiz, o al diámetro de una goma de un lápiz, te debe llamar la atención, indica el experto.

"E" = La evolución de una lesión. Si una lesión pigmentada en el transcurso del tiempo empieza a dar comezón, molestias, duele, empieza a crecer, empieza a sangrar, debe llamar la atención.

En esos casos, la persona deberá recibir atención con un especialista, que tendrá que ser un dermatólogo.

También te puede interesar: En México, la mortalidad por cáncer de ovario es del 60%

¿Qué tanto conoces tu propia piel?

La Skin Cancer Foundation recomienda examinar la piel de todo el cuerpo una vez al mes y que el doctor realice un chequeo médico una vez al año.

Esta fundación resalta que el melanoma rara vez ataca sin avisar, pero que si una persona tiene más de 100 lunares, corre un máximo riesgo de sufrir este padecimiento.

"El 50% de todos los pacientes con melanoma presentan lunares atípicos que tienen un aspecto raro (nevos displásicos)", informa la Skin Cancer Foundation

¿Ya te revisaste?

"Toda lesión pigmentada que notes nueva, lo mejor es consultar con un dermatólogo. Actualmente tienen técnicas como la dermatoscopia para hacer un diagnóstico preciso y adecuado", indica el doctor Avitia.

¿Cuáles son los tratamientos innovadores para esta enfermedad?

Sobre este tema, el doctor Avitia explica que los tratamientos innovadores están diseñados para pacientes que tienen enfermedad avanzada y que las personas que tienen melanoma son atendidos por un equipo multidisciplinario, lo cual quiere decir que especialistas de diversas especialidades o disciplinas brindan atención y tratamiento a los pacientes, por ejemplo, un cirujano oncólogo, el radioterapeuta, el oncólogo médico y un patólogo especializado en melanoma.

"Nos permite ver ciertos factores para que nosotros podamos decidir cuál es la mejor alternativa de terapéutica para ese tipo de pacientes", comenta el especialista

El doctor también explica que el tratamiento más innovador para melanoma en los últimos años ha sido principalmente la inmunoterapia.

¿Qué es la inmunoterpia? Es un tratamiento que consiste en la introducción de algunos anticuerpos a los pacientes. Dichos anticuerpos le dan la capacidad al sistema inmune de que reconozca el tumor, lo elimine adecuadamente y no pueda ser evadido por el tumor como habitualmente sucedería.

Los tratamientos están diseñados particularmente para dos casos relevantes que son explicados por el doctor Avitia:

1) El paciente que ya fue operado y que tiene un ganglio o varios ganglios positivos: Se les da inmunoterapia por un año con la intención de curarlos. Es decir, de que ya no vuelva a regresar el tumor.

"Por ejemplo: si tenemos a un masculino de 50 años y lo operamos de un melanoma y le encontramos tres ganglios o cuatro, ese paciente tiene probabilidades entre el 60% y el 80% de que vuelva su enfermedad. Una vez que pase esto, el padecimiento va a recurrir de manera sistémica, es decir, con enfermedad metastásica en pulmón, hígado, hueso, cerebro o algún otro órgano. La intención de este tratamiento, una vez que lo recetaste completo, es evitar que regrese la enfermedad. Estamos tratando de curar pacientes a pesar de que no hay enfermedad avanzada", menciona Avitia.

2) En la enfermedad metastásica: Se da una vez que los pacientes son diagnosticados con enfermedad metastásica.

"Hace pocos años, la expectativa de un paciente adecuadamente tratado era de 8 a 12 meses de supervivencia global. Es decir, un paciente rara vez vivía más de un año. Actualmente lo que estamos viendo es que con inmunoterapia ya sea sola o de combinación, los pacientes pueden llegar a vivir hasta más años", señala el especialista.

"Uno de los ejemplos es la Inmunoterapia de Combinación (cuando combinas dos fármacos de inmunoterapia). Prácticamente el 50% de los pacientes van a estar vivos hasta 5 años. Hemos logrado superar la barrera que teníamos antes con la quimioterapia de 12 meses y alcanzar a pacientes que llegan a vivir mucho más tiempo", indica el doctor.

"Actualmente ya tenemos pacientes tratados con melanoma que alcanzan expectativas de supervivencia hasta de diez años", explica el doctor

También te sugerimos: 5 cosas que debes saber sobre la radioterapia

Melanoma y los efectos secundarios de la inmunoterapia

El doctor Avitia menciona que los efectos adversos de la inmunoterapia dependen principalmente de la terapia utilizada. Si se usa terapia de combinación, generalmente hay mayores eventos adversos. Sin embargo, la mayor parte de estos pueden ser manejables en grupos con alta experiencia.

"Actualmente, las inmunoterapias son mejor toleradas que las quimioterapias. La probabilidad de que los pacientes abandonen la inmunoterapia por complicaciones son de 1 en 10 pacientes. Por su parte, las probabilidades de que abandonen la quimioterapia por esta razón son hasta 3 de cada 10", señala el especialista.

¿A dónde acudir si requiero de tratamiento?

"Afortunadamente tenemos una muy buena experiencia de pacientes ya tratados con inmunoterapia en el INCan", señala el doctor

¿Qué tienen que hacer las personas para sacar una cita en el INCan?

"Una vez que el paciente tiene alta sospecha de un tumor o ya tiene el diagnóstico de un tumor, hay que acudir a la preconsulta, que es un sitio donde se revisa al paciente y se ve que tenga todo para ingresar al INCan. Posteriormente se le da la atención en el INCan, en la clínica que le corresponda", señala Avitia.

Finalmente, estas son 5 recomendaciones del doctor y oncólogo del Instituto Nacional de Cancerología, Miguel Ángel Álvarez Avitia para evitar el melanoma:

1) Si se van a exponer al sol, hacerlo en las horas de menos riesgo: muy temprano o muy tarde

2) Evitar las quemaduras solares

3) Utilizar una adecuada protección solar. Eso significa un factor de protección de por lo menos 50. Acudir al dermatólogo para que les diga cuál es el indicado basándose en su tipo de piel

4) Si van a exponer a sus hijos al sol por eventos recreativos, por ejemplo, los pequeños deberán utilizar una protección solar adecuada, pues si uno tiene una quemadura solar antes de los 18 años, se incrementa su riesgo de melanoma.

5) Retocar la protección solar cada cierto tiempo. Generalmente nos ponemos el bloqueador solar en la mañana y ya no nos volvemos a acordar en todo el día. Hay que reaplicarlo cada cuatro o cada seis horas.


publicidad

publicidad

publicidad