publicidad

Primeros auxilios psicológicos para la ansiedad en cuarentena
Covid-19

Primeros auxilios psicológicos para la ansiedad en cuarentena

¿Conoces a alguien que haya manifestado ansiedad durante este periodo de aislamiento físico?

  • INGRID SILVA
  • 22/04/2020
  • 13:08 hrs.

La inquietud ante la situación actual del nuevo coronavirus causante de la covid-19 puede considerarse "normal" según información de la Secretaría de Salud (Ssa) pues los sentimientos negativos se presentan como resultado del temor, la sobreexposición a las noticias o pasar el tiempo pensando en posibilidades de desarrollar la enfermedad.

Por ello, lo primero que sugieren los especialistas es reconocer y aceptar esas emociones de incertidumbre, intranquilidad o ansiedad, propias de una situación extraordinaria como lo es la pandemia. Compartir las emociones con los familiares y consultar siempre las fuentes oficiales de información resulta de gran utilidad para reducir las emociones negativas.

Como señala la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), describe a la ansiedad como un mecanismo adaptativo natural que permite ponernos en alerta ante sucesos complicados o comprometidos:

"Una ansiedad moderada puede ayudarnos a mantenernos concentrados y afrontar los retos que tenemos por delante".

Te recomendamos: ¿Hasta qué temperatura permanece activo el nuevo coronavirus?

5 pasos para dar primeros auxilios a una persona con ansiedad

Los problemas surgen cuando el sistema de respuesta a la ansiedad se ve superado o desbordado y funciona de manera incorrecta, es decir, cuando la ansiedad se presenta de forma desproporcionada.

En ese sentido, información de VERIFICOVID indican que la pandemia, el encierro, la preocupación y la situación actual pueden generar ataques de ansiedad, un lapso de pérdida de control sobre el cuerpo, mareos, sensación de ahogo, respiración agitada, entre otros en menor o mayor intensidad.

A continuación, te presentamos los primeros auxilios psicológicos para la ansiedad:

1. Escuchar.Se trata de escuchar a la persona sin emitir juicios, regañar, aconsejar o dirigir; simplemente se trata de escuchar y entender para proporcionar una sensación de tranquilidad. Ante una crisis intensa se sugiere preguntar: ¿cómo te llamas?, ¿cómo me llamo?, ¿dónde estás?, ¿puedes nombrar los objetos de la habitación? o, ¿puedes nombrar las partes del cuerpo?

2. El problema... No se trata de solucionar el problema, es priorizar las necesidades de las víctimas de crisis, lo que se debe solucionar de inmediato y lo que se puede dejar para después.

En este caso, las preguntas útiles son: ¿qué?, ¿cuándo?, ¿dónde? y ¿cómo? del problema.

3. Soluciones posibles. Pese a su estado, la persona en crisis son los encargados principales de generar alternativas de resolución y quien lo acompaña debe brindad apoyo, análisis y estructura.

En caso de que se pierda la capacidad de análisis, se pueden proponer algunas soluciones siempre y cuando no se ejerza presión alguna.

4. Acciones concretas. Ayudar a la persona a dar el primer paso para accionar en sus planes, es fundamental; se trata de asistir y apoyar, no para solucionar pues las personas tienen que sentir nuevamente que tienen control sobre su vida.

5. Seguimiento.Pasadas las etapas anteriores, se deberá verificar el proceso de la otra persona con la finalidad de darle una sensación de cierre y que pueda tranquilizarse.

En este punto, las preguntas clave, son: ¿cómo vas?, ¿cómo te fue resolviendo esto?, ¿cómo has llevado este problema?

También te sugerimos: 30 minutos en la ventana mantiene sincronía del reloj biológico en cuarentena

Finalmente es importante manejar la respiración, tomar y soltar aire de forma controlada y despacio. Recuerda consultar siempre con un especialista.


publicidad

publicidad

publicidad