publicidad

¿Por qué perdemos el sentido del tiempo durante la cuarentena?
Covid-19

¿Por qué perdemos el sentido del tiempo durante la cuarentena?

Foto en portada: pxhere

La falta de rutina ha hecho que nuestros relojes internos se vuelvan locos

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 15/05/2020
  • 16:05 hrs.

"¿Qué día es hoy?" Se trata de una pregunta recurrente de muchas personas durante la cuarentena. Y no las culpamos. Estar atrapados en casa por la pandemia de Covid-19 ha distorsionado un poco nuestro sentido del tiempo.

Estamos tan acostumbrados a una cierta estructura de nuestros días: nos levantamos, nos bañamos, nos vestimos y nos vamos a trabajar, para regresar, dormir y hacer lo mismo al día siguiente que pasar mucho tiempo trabajando desde casa nos interrumpe dicha secuencia.

La falta de rutina ha hecho que nuestros relojes internos se vuelvan locos.

Puedes leer: Covid-19: ¿Es seguro pedir comida a domicilio durante la cuarentena?

La pandemia de Covid-19 ataca nuestras rutinas

Un artículo publicado en el Journal Current Opinion in Neurobiology señala que los genes involucrados en la generación de ritmos biológicos ("Genes de reloj") se manifiestan en muchas estructuras cerebrales "donde ajustan las funciones biológicas y fisiológicas para que sean óptimas en los momentos más apropiados del día".

En palabras del doctor John Cline, durante la vida cotidiana normal, el ritmo circadiano se arrastra o restablece a la hora del reloj externo mediante la luz, el ejercicio, las actividades sociales, etc. y pueden restablecer el reloj para que coincida continuamente con el tiempo social externo relativamente bien.

"Esta falta de rigidez es útil para hacer frente a los cambios en la duración de la luz que se producen con los cambios en las estaciones", menciona Cline


Y recalca:

"Cuando faltan señales ambientales para arrastrar el ritmo circadiano, las personas y los animales se vuelven "libres". Cuando esto ocurre en humanos fuera de las condiciones experimentales, causa un trastorno del ritmo circadiano conocido como el trastorno del ritmo de sueño-vigilia".

También te puede interesar: Covid-19: ¿Está lista la gente para regresar a sus actividades?

Por su parte, la psicóloga clínica Zainab Delawalla señala que las actividades cotidianas que antes realizábamos y ahora ya no, tienen mucho que ver:

"Naturalmente, hiciste algo diferente en los días de ejercicio, por ejemplo, como empacar una bolsa de gimnasia o levantarte antes, lo que hizo que esos días fueran distintivos", dice. "Sabías que era jueves, no solo al mirar tu calendario, sino porque los jueves configurabas la alarma para las 7 am en lugar de las 7:30 am", explica.

"Sin estas distinciones, todos los días 'sienten' lo mismo, y es difícil hacer un seguimiento", señala Delawalla

 

Con información de psychologytoday, huffpost, Journal Current Opinion in Neurobiology


publicidad

publicidad

publicidad