¿Cómo mejorar en las relaciones sexuales a través de la respiración?

Practicar como la respiración profunda y consciente ayudan a tener una vida saludable y placentera y a mejorar las relaciones sexuales.

En las relaciones sexuales no solo influye el tema físico, el mental y psicológico también son importantes, por lo que te mostraremos como mejorar en las relaciones sexuales a través de la respiración.

¿Cómo mejorar en las relaciones sexuales a través de la respiración?

Las relaciones sexuales son una actividad placentera que deben tomarse con tranquilidad y realizarse de manera lenta para sacarle el máximo provecho. Una vida sexual saludable y satisfactoria implica un alto grado de confianza y comunicación por ambas partes.

Hay relaciones sexuales que pueden tener un componente rápido e impulsivo, pero al final un componente clave de las relaciones sexuales es la ternura con la que se trata a la otra persona, pues sin esas muestras de cariño leves y fugaces el momento puede derivar en una simple aventura que en ocasiones puede funcionar, sobre todo las primeras veces, pero como toda emoción rápida y volátil acaba perdiendo intensidad hasta volverse algo reiterativa.

¿Cómo mejorar en las relaciones sexuales a través de la respiración?

Practicar como la respiración profunda y consciente es otro de los factores que caracterizan una vida saludable y placentera. En estos tiempos en los que los trastornos de estrés y ansiedad son tan frecuentes en la población, muchas personas han aprendido a convivir mejor gracias a estas técnicas de relajación mental y espiritual. Además de que pueden ayudar a mejorar las relaciones sexuales.

Chelom E. Leavitt, psicóloga e investigadora de la relación existente entre el sexo y el bienestar, quien escribió un articulo en "Psychology Today" en el que aborda la importante conexión entre el sexo y la respiración.

Según ella, ambas prácticas no son solo una fuente de placer físico, mental y espiritual, sino también una de las mejores formas de reconocer a las personas, el cuerpo y las emociones.

Por un lado, la práctica de la respiración consciente ayuda a desarrollar una atención plena en las sensaciones físicas y corporales. Además, sirve para ralentizar los pensamientos y dejar espacio a las emociones.

"Practicar la atención plena nos ayuda a ser menos críticos de nuestra pareja y a no apresurarnos ni evitar las experiencias. También permite reducir la velocidad de la vida diaria, sentir más compasión por nosotros mismos y los demás e identificar el significado que a veces se pasa por alto en el sexo rápido", se lee en el articulo de la especialista.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik)

La respiración ayuda a tener relaciones sexuales más largas, ¿cómo hacerlo?

Controlar la respiración puede ayudar a durar más tiempo durante el acto sexual y alcanzar una experiencia mucho más placentera. El secreto es respirar tan profunda y relajadamente como se pueda. Durante el sexo, se eleva el ritmo cardiaco, pero si cambias el patrón de respiración a  uno más pausado y calmado también influirá en a señal que el cerebro le manda al resto del cuerpo y, por lo tanto, desacelera la llegada de la eyaculación.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

Así que la próxima vez que tengas sexo, cuando sientas que estás próximo a alcanzar un orgasmo, pon toda tu atención en tu respiración. Haz inhalaciones largas y profundas e, igualmente, exhalaciones pausadas y sostenidas. Fija tu mirada en un solo punto y solo concéntrate en cómo entra y sale el aire de tu cuerpo. No tienes nada que perder y sí mucho que cambiar.

Sigue leyendo: 5 posiciones Kegel para aumentar la sensibilidad 

(Con información de: GQ y El Confidencial)