5 consejos para iniciarse como swinger y disfrutarlo

Iniciarse como swinger puede ser muy placentero, pero es importante trabajar en la comunicación de pareja y controlar las inseguridades

La sexualidad no siempre se disfruta de la misma forma, existen muchas opciones que satisfacen las necesidades de cada persona. Entre ellas destaca la práctica swinger, que se define como un intercambio de parejas. Si quieres intentarlo, te damos 5 consejos para iniciarse como swinger y disfrutarlo.

5 consejos para iniciarse como swinger y disfrutarlo

Esta práctica procede de la palabra swing, que significa "balancearse". Surge cuando una pareja, que puede ser estable, decide intercambiar pareja sexual de manera consensuada.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

Cuando se hace correctamente, puede aportar muchos beneficios a la relación de pareja, no obstante, se debe ser muy cuidadoso para que no termine en situaciones complicadas o dolorosas. 

Consejos para iniciarse como swinger 

En la sociedad, las relaciones de pareja están construidas sobre la idea de las relaciones monógamas, es decir, en las que el sexo solo ocurre entre las personas que componen a la pareja estable.

Sin embargo, en algunos casos, uno de los miembros puede sentirse atraído sexualmente por otra persona, sin que eso implique una infidelidad.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

Para no afectar la relación, es posible iniciarse en prácticas como el swinger, ya que permiten dar rienda suelta a esos deseos y fantasías de manera totalmente consensuada, pues consiste en el intercambio de parejas sexuales. Así puedes iniciarte:

1. Experiencias controladas

El intercambio de parejas en las prácticas swinger suele ocurrir con cuatro personas o dos parejas que se conocen y se atraen entre sí.

Mantienen relaciones sexuales con uno o varios miembros de la otra pareja y lo ideal es que el encuentro sea puramente sexual y esporádico.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

TAMBIÉN LEE: ¿Conoces los tipos de parejas que tienen más sexo? 

Debe ser una experiencia controlada que se viva en pareja, así disminuyen los celos o el estrés emocional de sentir que el otro nos traiciona. Para ello, es mejor que la pareja esté presente en el intercambio o que hasta participe en el mismo de alguna manera.

2. El consenso es fundamental  

El psicólogo David Barash, señala en su libro El mito de la monogamia, que los celos son una tendencia natural del ser humano. Detalla que aunque el instinto lleva a ser promiscuo natural, también hace odiar el hecho de que la pareja haga lo mismo.

Por ello, al iniciarse como swinger es importante establecer reglas con las que ambos se sientan cómodos durante las prácticas, para evitar daños emocionales.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

Como ya lo mencionamos, funciona bien que la pareja participe en el intercambio, incluso le puede parecer erótico ver tener sexo con otra persona a su compañero.

Otros acuerdos básicos podrían ser no dar besos en la boca o cortar por completo la comunicación con el invitado después del encuentro sexual.

3. Individualidad  

Para iniciarse como swinger es fundamental también mantener la individualidad y no hacer cosas con las que no nos sentimos cómodos solo por cumplir las fantasías de la pareja.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

La sociedad y los propios grupos que hacen estas prácticas sexuales también puede ejercer cierta presión, por lo que siempre se debe optar por realizarlo de la forma en que haga sentir mejor y más cómodo.

4. Protección

Todos los miembros de la relación swinger deben estar atentos a su salud sexual, de manera que en cada encuentro erótico en el que participen terceros, se priorice el uso de condón y otros métodos anticonceptivos.

De igual forma, todos deben comprometerse a hacerse chequeos médicos constantes y avisar a todos los participantes de cualquier complicación.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

5. Grupos 

Si no tienes ni idea de cómo empezar a buscar personas que quieran hacer intercambio de parejas sexuales, siempre es buena idea explorar foros swingers, clubes y reuniones donde haya parejas de este tipo.

Puedes hacer una primera búsqueda en línea y poco a poco ir conectando con diferentes grupos. Hay fiestas swingers en donde simplemente se puede observar para aprender. Los clubes tienen muchas habitaciones y cuentan con actividades como tocarse a oscuras sin saber quién es el receptor.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

Lo más importante para iniciarse como swinger es mantener una comunicación abierta con la pareja y llegar a un acuerdo mutuo que no incomode a ningún participante. Los celos y la inseguridad son los peores enemigos de este tipo de prácticas.

¿Te atreves a iniciarte como swinger?

SIGUE LEYENDO: 5 señales que indican que no le interesas como pareja 

(Con información de Muy Interesante y Volonté)