Quise ser moderna al abrir la relación y descubrí que mi marido es gay

Cuando mi esposo me propuso que tuviéramos sexo casual fuera del matrimonio, pensé que por lo menos no habría mentiras

A veces, hacerse la moderna y sentirse que una es muy vanguardista trae sorpresas inesperadas. Acepté que mi marido tuviera sexo fuera del matrimonio, la verdad siempre crecí pensando que los hombres en algún momento son infieles, quizá porque en mi familia todos los fueron y desde mis abuelas hasta mi madre decían que así son los hombres, callaban y dejaban que "se les pasara". Así que cuando mi esposo me propuso la idea de que tuviéramos sexo casual fuera del matrimonio, pensé que por lo menos no habría mentiras y la cosa sería más justa, y acepté. Pero descubrí que él, a diferencia de mí, que si he tenido un par de veces sexo casual, tiene una pareja de 23 años y es hombre, mi marido en realidad es gay. No sé cómo asimilar la situación.

Quise ser moderna al abrir la relación y descubrí que mi marido es gay

-Esposa moderna

En Para saber hacerlo podrás encontrar respuesta a tus inquietudes sobre temas de sexualidad. Puedes mandar tus preguntas de manera anónima dando click aquí y recibirás asesoría a través de este espacio.

PSH: Querida Esposa moderna,

El problema de las mentiras en la pareja, y más de este nivel, es que afectan enormemente porque de un momento a otro, la persona que amamos se vuelve un perfecto desconocido, lo que nos genera angustia e inseguridad, incluso autodesprecio, porque estas mentiras nos cambian de raíz. Nos hacen sentir estúpidas, utilizadas, engañadas y avergonzadas como explica la terapeuta Susan Forward en su libro Cuando él te engaña. Estos sentimientos nos dejan sin la posibilidad de poder volver a confiar, lo cual es gravísimo pues como dice el Doctor Steven Stosny "no podría haber civilización, salud duradera ni bienestar mental sin confianza" y lograr pasar de la confianza ciega a la confianza prudente es un proceso doloroso, por tanto, difícil de enfrentar.

Para asimilar las cosas se debe aprender que la confianza ciega ignora las posibilidades de traición, mientras que la suspicacia (donde se llega después de la traición) las exagera.


"Pero la confianza prudente evalúa la posibilidad de traición basados en la demostración de confiabilidad a través de tiempo y bajo estrés" explica Stosny. Por eso es necesario y urgente trabajar esto en terapia para no desarrollar, incluso problemas físicos o enfermedades.

SIGUE LEYENDO: Fui infiel con una bisexual y ahora mi novia quiere hacer un trío con ella

(Coordinadoras: Cecilia Rosillo y Susana Carrasco)