Mi pareja prefiere invitar a otra mujer que sea la sumisa en el sexo

Tener a otra sumisa no sé si me confundiría los sentimientos y generaría deseos eróticos hacia la otra

Después de muchas cosas que hemos tenido que enfrentar como mujeres lesbianas, mi pareja y yo tenemos una relación sólida y vivimos una sexualidad sin tapujos. Queremos experimentar abrir un poco la relación y que otra mujer se nos una, pero que seamos nosotras quienes pongamos las reglas del juego porque la verdad nos gusta un poco el tema de los roles sexuales de dominación, pero ambas somo dominantes natas y nos cuesta trabajo pasar por sumisas. Mi pareja piensa que lo mejor es que nuestra invitada sea la sumisa, pero a mí me excita verla sumisa conmigo y eso impulsa mi deseo hacia ella, y tener a otra sumisa no sé si me confundiría los sentimientos y generaría afectos y deseos eróticos hacia la otra.

Mi pareja prefiere invitar a otra mujer que sea la sumisa en el sexo

-Confundida

En Para saber hacerlo podrás encontrar respuesta a tus inquietudes sobre temas de sexualidad. Puedes mandar tus preguntas de manera anónima dando click aquí y recibirás asesoría a través de este espacio.

PSH: Querida Confundida,

La inseguridad en las relaciones amorosas frente a las nuevas propuestas es normal, ya que de alguna manera nos alerta de cuáles son los puntos débiles o más complicados a enfrentar de acuerdo con las capacidades emocionales de cada miembro de la pareja. Tener claro cuáles son las cosas que nos excitan y nos ponen en una posición de deseo y aumento de libido con otras personas es fundamental y ayuda a evaluar las posibles consecuencias de nuestras acciones.

La regla de oro en las relaciones sexuales es "no lo hagas si no estás seguro" y por eso lo mejor es hablar claramente sobre el tema con la pareja y los sentimientos alrededor de esto.

Un factor que no se debe olvidar es que en la relación de tipo bondage que forma parte del universo sadomasoquista como explica el sitio  https://www.psychologytoday.com quien juega de sumiso así como de dominante sienten un aumento en su cercanía a la pareja, y reducen su estrés psicológico e incluso los sumisos además aumentan su estrés fisiológico por el cortisol segregado, por eso cabe valorar si la experiencia de abrir la relación es en realidad benéfica.

SIGUE LEYENDO: Acepté que mi pareja tuviera sexo con otros si me dejaba verla hacerlo

(Coordinadoras: Cecilia Rosillo y Susana Carrasco)