publicidad

Otros

¿Siempre tienes el vientre inflamado?

El síndrome premenstrual, comer rápido o retener líquidos, pueden ser las causas

  • 29/09/2016
  • 11:43 hrs.
El vientre inflamado es una de las molestias más comunes en las mujeres que se puede presentar aun haciendo ejercicio y comiendo bien.

El problema no es sólo cuestión estética sino de bienestar, ya que causa sensación de pesadez e impide realizar nuestras actividades cotidianas. Además de la inflamación, se puede presentar dolor, gases o estreñimiento.

Si te ejercitas regularmente y llevas una dieta balanceada pero sufres inflamación, tal vez se deba a las siguientes once causas.

Tienes síndrome premenstrual


Antes de que llegue la menstruación, se reduce la producción de prostaglandinas, ocasionando retención de líquidos, hinchazón abdominal y de senos.

Acumulas de gases


El aire que se acumula en el abdomen, buscará salir y ocasionará que se distienda. Esto se agrava después de comer ya que durante la digestión, se producen muchos gases que tardan en abandonar el cuerpo.

Retienes líquidos


Estar sentada o de pie por largas horas, ocasiona que el agua se acumule en tu vientre y por consiguiente se inflame.

El sedentarismo, exceso de sal o azúcar, y la mala circulación, son otras causas de la retención.

No toleras algunos alimentos


La intolerancia más común es a la lactosa que se produce cuando hay una deficiencia de la enzima lactasa.

También se puede presentar por otros alimentos que pueden provocar diarreas.

Padeces alguna enfermedad hormonal


Los trastornos hepáticos, renales o cardíacos, también pueden causar inflamación.

Asimismo, se relaciona el consumo de ciertos medicamentos.

Sufres síndrome de colon irritable


En ese caso se presentan otros síntomas como dolor, problemas para ir al baño y molestias intestinales crónicas.

Comes muy rápido


Muchas veces no notas que estás comiendo rápida ni que masticas bien los alimentos.

Cuando esto ocurre, ingresa más aire al organismo que posteriormente causa la inflamación.

Comes frituras


Comerlas ocasiona que tu digestión se alenté, por lo que se retienen las grasas que causan la inflamación.

Tomas refresco


Inflama el vientre por su contenido de burbujas. Lo mejor es tomar agua sola.

No consumes buena cantidad de fibra


Consumir bajas dosis provoca estreñimiento, pero abusar de ella, puede causar diarrea o inflamación.

Tu dieta tiene muchas harinas


Aunque el pan, pizzas o pastas sean alimentos ricos, tienen efectos negativos en tu organismo como la inflamación.

Cuando los comes, las enzimas se agotan antes de terminar de digerir los alimentos, por lo que éstos se almacenan donde no deben y cuando se descomponen, generan gases, inflamación y dispepsias.

(Con información de Mejor con Salud)

publicidad

publicidad

publicidad