publicidad

¿Realmente la ropa clara nos protege del sol?
Otros

¿Realmente la ropa clara nos protege del sol?

Contrario a lo que se cree, lo ideal es usar ropa negra, holgada y gruesa

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 04/03/2019
  • 13:31 hrs.

Cuando comienza la época de calor, una de las recomendaciones principales es que optemos por usar ropa clara y que evitemos la oscura, ya que así nos protegeremos de los efectos del sol.





Sin embargo, los expertos aclaran que esto es más un mito
que una realidad y que lo correcto, es usar ropa negra y holgada cuando hace
calor.





¿La ropa clara nos protege del sol?





Expertos afirman que la ropa clara no es recomendable cuando hace calor debido a que deja pasar más rayos ultravioleta o rayos UV, los cuáles dañan la piel y aumentan el riesgo de cáncer.





Por lo tanto, no se recomienda usar ropa clara, por el
contrario, lo ideal es usar ropa oscura porque bloquea el impacto directo de
los rayos a nuestra piel, aunque no nos protege totalmente de la radiación.





ropa clara




Según un estudio publicado por la Sociedad Estadounidense de Fotobiología, hay tres factores que debes considerar para que una prenda sea la adecuada en temporada de calor:





1. Entramado





El entramado del tejido es muy importante, pues las telas
con puntos apretados o costuras tensas bloquea mejor el paso de los rayos UV.





2. Grosor y colores





El grosor y los colores son otro factor importante pues mientras más oscuras son las prendas que uses, repelerán mejor la filtración de los rayos, protegiendo a tu piel de manera más efectiva.





3. Material





El material del que esté fabricada la ropa también influye,
ya que una prenda de seda o poliéster te dará mayor protección que la ropa de
algodón.





En términos generales, lo mejor según la ciencia, es usar ropa holgada y de color negro.





TAMBIÉN LEE: Los principales síntomas del golpe de calor





“La gente tiene la idea de que la ropa blanca es mejor porque refleja la luz solar, mientras que la negra la absorbe y la transforma en calor”, explica Arturo Quirantes, profesor de la Universidad de Granada.





Sin embargo, esta idea no toma en cuenta el hecho de que
nuestro cuerpo también genera calor, por lo que si llevamos ropa blanca, el
calor que emitimos rebota contra la tela y no puede salir.





En cambio, si la tela es negra, lo absorbe y si corre la
brisa, ésta se lleva el calor por convección, lo que es un mecanismo eficiente
para mantenernos frescos y protegidos del sol.





El mejor ejemplo para esta teoría está en los beduinos, un grupo nómada que habita en los desiertos de Arabia Saudita, Jordania, Irak e Israel y quienes cruzan el desierto utilizando túnicas negras y gruesas en lugar de blancas.





beduinos tunicas




Este tipo de vestimenta que usan fue analizada por expertos y un estudio publicado en Nature llegó a la conclusión de que les ayuda a soportar las altas temperaturas del desierto, las cuales pueden superar los 50 grados centígrados.





Sus túnicas pesadas y holgadas absorben el calor y el grosor
impide que llegue a la superficie de la piel mientras circula aire al interior.





Independientemente de si usas ropa clara u oscura, un factor muy importante es el tiempo de exposición al sol que tengas, ya que exponerse en horas en que la intensidad de los rayos pueden alcanzar niveles muy altos, podría causarnos daños irreversibles en la piel, como manchas y cáncer.





SIGUE LEYENDO: ¿Cómo afecta el calor a las personas con diabetes?





(Con información de EFE y BBC)


publicidad

publicidad

publicidad