publicidad

Otros

¿Por qué se tiene miedo al compromiso?

Especialista dijo a SUMEDICO Radio que el miedo al compromiso es un problema más cultural que personal.

  • 27/02/2012
  • 08:50 hrs.

El compromiso no es sólo de pareja, inicia desde que eres niño, adolescente y adulto, y  se va extendiendo a otras áreas de tu vida, como decidir si tener o no pareja o si casarte o quedarte en un noviazgo que no avanza, así lo explicó en SUMEDICO Radio, el  doctor Alejandro Nagy.  Escucha la entrevista

El especialista en psicoanálisis indicó que las personas que no se atreven a formalizar en una relación de pareja es porque en realidad no saben tomar decisiones, sino que desde pequeños sus papás siempre han decidido por ellos, “llegan a los 25 o 30 años y siguen viviendo con sus papás porque no quieren ni enfrentarse a los compromisos laborales, ni de ellos mismos, no saben las consecuencias de sus decisiones y acciones y prefieren seguir cómodos en casa”.

Ante este panorama de sociedad permisiva, es que el especialista indicó que el miedo al compromiso no es un factor personal sino cultural.

Cuando la intimidad nos intimida

El especialista señaló que en general las personas están muy acostumbradas a permanecer en su zona de confort, y trasladándolo al terreno de pareja, afirma que les gusta el plano erótico, pero no que les demanden tiempo extra, ni más atenciones y mucho menos sus parejas les pidan  que los consientan más.

“Por eso es que ahora los frees son tan boyantes, hay erotismo pero no un compromiso, nadie quiere dar nada a cambio, es tú no me exiges ni amor ni fidelidad y yo tampoco te lo exijo a ti”.

En palabras de Nagy, un amor sano  existe cuando una persona está dispuesta a cambiar por el otro y viceversa, ambos cambian, mientras que en el esquema free (libre) las personas no están dispuestas a cambiar por el otro, dicen “tú me conociste así y yo no voy a cambiar”.

Y por otro lado están las persona que afirman querer tener una relación estable y llegar a casarse, pero resulta que sus noviazgos no duran más allá de los tres meses, y ahí se detecta otra  fobia al compromiso, porque en realidad no quieren aunque digan que si lo desean.

Este es el caso cuando los hombres son los conquistadores, llevan flores y hacen todo para conquistar a la mujer,” luego cuando la chica les pide que les marquen o las consientan más, el hombre, en el más común de los casos, empiezan a decirle a la mujer todos sus defectos, para provocar que ellas sean quienes terminen con la relación y si no lo hacen ellos se alejan”.

Y es en ese punto cuando empiezan los ciclos viciosos donde las parejas “se separan y regresan muchas veces, pero ya jamás dan el siguiente paso porque les aterra perder su libertad, es decir no poder hacer lo que les place”, afirmó el especialista.

La libertad se encuentra con el compromiso

Mientras las personas piensan que decidir salir con una persona es  perder la libertad porque verán mermados sus intereses personales, según el especialista es todo lo contrario, pues “al hacerte responsable de esa decisión estás ejerciendo tu libertad y el compromiso de estar  con esa persona deja ver tus valores, disciplina y quién eres”.

El especialista señaló que la libertad se encuentra justo al tomar compromisos.

Enfrentar el miedo

Enfrentar el miedo es una de las cosas que más aterran, pues en muchas ocasiones podrá significar que se pierda a la pareja, luego que de mucho tiempo uno le diga al otro, '¿para cuándo el siguiente paso?, creo que ya es tiempo'.

Y el miedo a perder lo que ya se tiene es lo que les impide a las personas avanzar, y no está bien quedarse estancados en una relación sin futuro, porque al paso del tiempo “vamos a voltear y a decir qué hice, debí haber preguntado sobre el siguiente paso”.

Ejercer el derecho de pedir el siguiente paso, es lo que evitara que haya adultecentes, es decir adultos que siguen comportándose como adolescentes.

publicidad

publicidad

publicidad