publicidad

Otros

Mujeres mueren más por enfermedades cardiovasculares

Son la primera causa de muerte, superando al cáncer de mama y cervicouterino

  • 05/03/2017
  • 11:49 hrs.
El cáncer de mama es una de las principales causas de muerte en mujeres y aunque se cree que es la primera, hay otra que cobra más vidas cada año: las enfermedades cardiovasculares.

De acuerdo a Gerardo Morales Tardos, director de la Unidad de Consulta Externa del Centro Médico Nacional La Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la primera causa de muerte en mexicanas mayores de 50 años son las enfermedades cardiovasculares. En el mundo, se estima que el 30% las padece y no lo sabe.

“Las cardiopatías no son exclusivas de los varones, son padecimientos que también afectan a las mujeres. Desgraciadamente consideramos que el cáncer de mama o cervicouterino es lo que más las aqueja, pero no son las únicas enfermedades que enfrentan”, explica.

El especialista detalla que durante 2014, se reportaron en el IMSS 71 mil 72 infartos, de los cuales 40 mil correspondían a hombres y 31 mil a mujeres.

“Tenemos una relación de 60-40 en el porcentaje de incidencia, por lo que la magnitud de las enfermedades cardiovasculares no es un juego ni algo que no le pueda pasar a una mujer”, indica.

El mayor problema, añade, es que no se ha dado la suficiente difusión sobre los padecimientos cardiovasculares en las mujeres, pese a que representan el 19% de las muertes prematuras en personas entre 30 y 69 años, según datos de las organizaciones Mundial de la Salud y Panamericana de la Salud.

Tan sólo en 2011, indica el informe difundido por las organizaciones, 16 mil 190 personas que tuvieron muerte prematura, fallecieron por enfermedad cardiovascular, de las cuales el 42% fue por cardiopatías isquémicas; el 26% por enfermedad cerebrovascular; el 16% por hipertensión; el 5% por insuficiencia cardíaca, y el 2% por enfermedad reumática.

Hipertensión la más severa


Morales Tardo señaló que la enfermedad más preocupante es la hipertensión debido a que no presenta síntomas, por lo que se llama “la enfermedad silenciosa”.

“La hipertensión es una enfermedad cardiovascular, pero no es nada más el valor de alta o baja presión. Con frecuencia no consideramos que produce afectaciones en los vasos sanguíneos, del corazón, riñón y en todo el organismo, pues lo va mermando poco a poco. Cuando vemos problemas de cronicidad, podemos detectar datos clínicos en ojos o arterias, se relaciona con ateroesclerosis, pero también se vincula con infartos y diabetes,” dijo.

Cuando se llegan a presentar síntomas, resalta, se tiene dolor de cabeza, mareo y cansancio, por lo que si sufre alguno de éstos, lo mejor es acudir con el médico, sobre todo si ya se tiene más de 40 años.

“Así como se acude a las revisiones periódicas para prevenir cáncer de mama o cervicouterino, tenemos que incluir el electrocardiograma, revisar la presión arterial y garantizar una vida más sana”, concluye.

(Con información de La Jornada)

publicidad

publicidad

publicidad