publicidad

Otros

Muere la escritora que buscó esposa para su marido

Le diagnosticaron cáncer de ovario en 2015 y diez días antes de morir publicó el artículo "Quizá quieras casarte con mi marido"

  • 15/03/2017
  • 13:14 hrs.
Las enfermedades terminales pueden ser dolorosas, tanto para los familiares, como para el paciente. El saber que uno dejará de existir, llega a impulsar algunas acciones, pero a todos sorprendió el gran acto de amor de la escritora  Amy Krouse Rosenthal, que fue diagnosticada con cáncer de ovarios en 2015  y  que en un artículo que publicó  en el periódico The New York Times buscó esposa para su marido.

La autora de decenas de libros infantiles falleció el pasado fin de semana a causa del cáncer . Su amigo John Green, autor del bestseller The Fault in our stars (Bajo la misma Estrella) público en su cuenta de Twitter “Mi amiga Amy Krouse Rosenthal ha muerto. Fue una escritora brillante y una amiga incluso mejor. La genialidad de Amy estaba en su generosidad”

Su historia


Rosenthal, escribió más de 30 libros infantiles y es la única autora en haber publicado en un mismo año tres obras que se incluyeron en la lista “Mejores Libros para Niños y Alfabetización familiar", además de cuatro libros para adultos.

Uno de los últimos artículos cautivó a miles de personas, se publicó en el diario The New York Times  y causó gran impacto entre los lectores, por que en él describió los últimos días de su enfermedad y afirmó que estaba buscando una nueva esposa para su marido, del que enumeró una larga lista de cualidades.

“You may want to marry my husband” (Quizá quieras casarte con mi marido), declarando el inmenso amor que tenía a su pareja. El artículo además de ser uno de los más leídos, acumuló más de mil 400 comentarios y fue recogido por numerosos medios de comunicación.

“El obsequio más genuino que puedo dar es que la apersona adecuada lea esto, encuentre a Jason y comience otra historia de amor”, afirmó la escritora.

El marido de Rosenthal, no supo qué contenía el artículo hasta después de ser impreso. “Cuando leí las palabras por primera vez, me impactó su belleza, me sorprendió levemente su increíble prosa dadas sus condiciones, y por supuesto, me desgarró emocionalmente” aseguró a la revista People

(Con información de El Universal)

publicidad

publicidad

publicidad