publicidad

Limpiar oídos con hisopos causa infecciones y bolsas de pus
Otros

Limpiar oídos con hisopos causa infecciones y bolsas de pus

Los hisopos empujan la cera más adentro y puede haber pérdida auditiva

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 28/03/2019
  • 13:25 hrs.

Limpiar los oídos con hisopos es una práctica común y que creemos que es higiénica, sin embargo, médicos advierten que hacerlo puede tener serias consecuencias, como infecciones en el oído graves y bolsas de pus.





Un estudio reciente publicado en Journal of Pediatrics indica que cerca de 12 mil menores de 18 años acuden a emergencias por heridas en los oídos causadas por limpiarlos con hisopos.





limpiar los oídos




En el 25% de los casos, los pacientes sufrieron perforación en el tímpano y pérdida auditiva.





Consecuencias de limpiar los oídos con hisopos





Sin embargo, esas no son todas las consecuencias de limpiar los oídos con hisopos. Recientemente se dio a conocer el caso de un joven británico que acudió a urgencias tras sufrir un cuadro de dolor severo en el oído izquierdo y fuertes convulsiones.





Días antes de que presentara los ataques, el joven sufrió
náuseas y vómitos.





Le aplicaron antibióticos pero no tuvieron efecto, por lo
que los médicos exploraron su oído mediante una intervención quirúrgica.





Detectaron que un trozo de hisopo de algodón se había quedado atrapado en el canal auditivo externo de su oído externo, lo que le causó una severa infección llamada otitis externa necrotizante, también conocida como otitis externa maligna.





otitis externa




Las exploraciones en su cabeza revelaron que a causa de esta infección, tenía dos abscesos o bolsas de pus entre la superficie del cerebro y la membrana protectora que lo protege, conocido como duramadre.





TAMBIÉN LEE: El síndrome que te hace escuchar zumbidos constantes





La otitis externa necrotizante es una infección que se
origina en los tejidos blandos del conducto auditivo externo y se extiende al
hueso circundante.





Puede producir neuropatías craneales y en algunos casos,
complicaciones intracraneales como meningitis, trombosis y absceso
intracraneal.





La incidencia de esta infección está aumentando debido al hábito de limpiar los oídos con hisopos, especialmente en personas jóvenes y sanas.





Artículos como los hisopos de algodón, los pasadores para el
cabello y los palillos de dientes nunca deben usarse para limpiar los oídos, ya
que pueden provocar lesiones en el canal auditivo y orificios en el tímpano.





También podrían dislocar los huesos auditivos, provocando la
pérdida del oído de manera irreversible, mareos, zumbidos constantes y
problemas de equilibrio.





limpiar oídos con hisopos




Además de las lesiones en el oído, usar hisopos o pasadores para limpiar los oídos aumenta el riesgo de que se forme un tapón de cera, porque la empujamos al interior del conducto auditivo.





¿Cómo debo limpiar la cera o cerilla?





El Dr. Seth Schwartz, otólogo del Centro Médico Virginia Mason en Seattle indica que no siempre es necesario limpiar dentro del canal auditivo. Basta con limpiar la cera de la parte externa de la oreja con un pañuelo.





“La gente piensa que la cera no es saludable, pero en
realidad es una parte necesaria y sana del oído, es la sustancia natural que se
produce como mecanismo de autolimpieza en el cuerpo”, indica el experto.





Producimos cera para mantener los oídos lubricados, limpios
y protegidos de agentes externos.





Los oídos se limpian por si solos, al masticar, mover la mandíbula y con el nacimiento de piel nueva en el canal auditivo. La cera vieja es empujada hacia afuera y después cae durante la ducha.





“Cualquier cosa que entre en la oreja puede causar daños
graves en el tímpano y en el canal auditivo, con el potencial de causar
lesiones temporales o permanentes”, advierte el Dr. Scwartz.





Acude al médico si tienes síntomas como pérdida auditiva, dolor o sensación de oído tapado. También si hay secreción de líquido o sangrado.





>>SIGUE LEYENDO: ¿Cómo quitar la cerilla de los oídos?


publicidad

publicidad

publicidad