publicidad

Infección en el oído puede derivar en parálisis facial
Vida Sana

Infección en el oído puede derivar en parálisis facial

No atender oportunamente una infección en el oído puede tener complicaciones graves

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 30/06/2019
  • 18:34 hrs.

Existen muchas causas de una parálisis facial pero una de las menos conocidas es la infección en el oído, por lo que expertos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), alertan sobre los peligros de una otitis media mal cuidada.

La otitis media es una infección del oído crónica que, sin un tratamiento adecuado, puede dejar daños irreversibles.

Infección en el oído deriva en parálisis facial

Según la Dra. Berenice Ocampo, audióloga del Hospital General Zona 1 del IMSS, la otitis media es una infección que se presenta cuando se acumula fluido en el oído y se extiende hasta el tímpano.

Puede ser causado por virus o bacterias y afecta el oído medio o el espacio lleno de aire que está detrás del timpano y que contiene los pequeños huesillos vibratorios del oído. Suele ser un problema muy doloroso debido a la inflamación y la acumulación de líquidos.

Una otitis media surge normalmente por un resfriado, alergia o una infección respiratoria, donde hay una sensación de oídos tapados con disminución de la audición.

Los principales síntomas de una infección crónica en el oído que podría derivar en parálisis facial son:

Dolor de oído

Secreción de líquido del oído

Disminución de la audición



Estos problemas auditivos detonan en parálisis facial debido a que el trayecto del nervio facial transcurre dentro del hueso temporal, que es donde se encuentra el órgano de la audición. La inflamación lo comprime y da lugar a una parálisis.

Síntomas de parálisis facial

Una persona con parálisis facial puede tener alteraciones motoras y problemas para levantar la ceja, cerrar uno de los ojos total o parcialmente y para mover los labios. No obstante, una de las señales más evidentes es que se verá la boca chueca.

De acuerdo al National Institute of Neurological Disorders and Stroke, los síntomas pueden variar de persona a persona pero normalmente se manifiesta con tics, debilidad en uno o ambos lados de la cara, caída del párpado y de la comisura de la boca.

También se presenta babeo, sequedad del ojo o la boca, alteraciones en el sentido del gusto y lagrimeo excesivo en un ojo. Con frecuencia estos síntomas llevan a una distorción facial significativa.

Por ello, expertos del IMSS recomiendan acudir inmediatamente al médico tras notar un malestar en el oído. De no recibir tratamiento se podría perder la capacidad auditiva de forma permanente.

Asímismo, los médicos indican que nunca debes limpiar los oídos con hisopos, uñas, clips o pasadores, debes hacerlo de forma correcta y con mucho cuidado. Recuerda que los oídos son muy delicados, por lo que nunca debes introducir objetos que puedan dañar su estructura.

Los hisopos pueden servir para limpiar los pliegues de las orejas pero jamás debes introducirlos en el oído, ya que podrías lastimar o empujar la cerilla hacia el oído interno y causar infecciones.

Cuídate y no dejes que un problema que puede tratarse cause complicaciones irreversibles.

>>SIGUE LEYENDO: El síndrome que te hace oír zumbidos constantes



publicidad

publicidad

publicidad