publicidad

Otros

Exfoliante capilar casero para evitar la caída del cabello

Para todo tipo de cuero cabelludo

  • 05/09/2017
  • 15:04 hrs.
De seguro te exfolias el rostro, el cuerpo y las piernas antes de depilar como ya te lo hemos recomendado, pero también ¿te pones exfoliante capilar? No lo habías pensado, cierto. Te confieso que tampoco yo pero en sumédico.com te contamos que nuestro cuero cabelludo requiere cuidados especiales, como cualquier otra parte de nuestro cuerpo, por eso debes saber lo siguiente y seguir este exfoliante casero.

¿Para qué exfoliante capilar?


Pues bien, nuestro cabello se alimenta y nutre a través del cuero cabelludo, por ello debemos mantenerlo limpio.

También puedes ver: Alimentos que causan pérdida de cabello

El “peeling” o exfoliación capilar sirve para eliminar las células muertas, exceso de sebo, caspa, residuos de productos macropartícula residual que asfixie el folículo piloso. Esta estrategia evitará a la caída del cabello, ya que estimula y aumenta la circulación haciendo que reciba más y mejor los nutrientes, a su vez logra que el crecimiento del cabello siendo grueso y sano.

Cuándo sí y cuándo no


Es aconsejable realizar la exfoliación capilar una vez por semana, en el caso de problemas de cabello graso y cabello seco, es recomendable aplicarlo cada 15 días.

Hay acciones que tienen contraindicaciones. En este caso si se hace el peeling capilar, no sometas tu cabello a ningún proceso químico (coloración, alisado, permanente o similar) no lo hagas de inmediato ni ese mismo día.

Es importante que sigas la recomendación, ya que el tratamiento deja el cuero cabelludo muy permeable y más sensible, así que podría producirse desde una ligera irritación a una indeseada reacción de alergia.

Si te pusiste tinte o mechas, lo puedes hacer como cura postcoloración, pero siempre con delicadeza.

Exfoliante casero


Para este exfoliante casero, en caso de pelo graso su aplicación deber ser moderada.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de azúcar morena

  • 1 cucharada de aceite de almendras dulces


Cómo prepararlo

Incorpora todos los ingredientes en un recipiente y mézclalos, hasta que queden bien incorporados. A continuación, humedece tu cabello y aplícate el producto por todo el cuero cabelludo.

Para hacerlo más efectivo, frótalo con suaves masajes circulares hasta que el aceite penetre bien. Esto no solo permitirá que el producto se absorba bien, sino que potenciará la circulación y estimulará el crecimiento.

Tras hacer un masaje de 3 o 5 minutos, retira el producto con abundante agua. Usa tu champú habitual y déjalo secar al aire libre.

En caso de que no cuentes con aceite de almendras puedes sustituirlo por una o dos cucharadas de miel. Este remedio úsalo cada dos semanas y luce un cabello limpio, brillante y sedoso.

(Con información de mujerhoy y Cositas femeninas)

publicidad

publicidad

publicidad