publicidad

Otros

"Estuve muerta tres minutos” señala Eugenia Debayle

A 10 meses de la crisis de salud que sufrió, la comunicadora comparte detalles de la experiencia que le hizo ver la vida de otra manera

  • 06/03/2017
  • 20:10 hrs.
Rodeada de mujeres, Eugenia Debayle decidió compartir los detalles de la crisis de salud que sufrió en mayo de 2016 y en su discurso una frase impactó al público: “ Estuve muerta tres minutos”.

Reunida en Women’s Weekend, la comunicadora habló de los momentos difíciles que pasó, en los que siempre estuvo cobijada por sus familiares y amigos.

“La vida no pide permiso”


Una de las primeras lecciones que recoge es que “a veces la vida no pide permiso.  La vida uno la dibuja, la planea, la diseña… pero la vida no pide permiso y eso me pasó a mi”.

“Me enfrente a un paro cardiaco, después estuve en coma inducido, estuve muerta por tres minutos, estuve en terapia intensiva, mi cuerpo estuvo luchando muchísimo, tuve una situación en la que los órganos no funcionaban”.

Cuestión de actitud


De acuerdo al testimonio que recogió la reportera Tania Galván para la revista Hola México, Eugenia señaló que estuvo dos meses y medio en el hospital, “ahí me di cuenta que la vida no se puede planear”.

La hermana de Martha Debayle, señaló también que fue su actitud lo que la hizo salir adelante.

Aunque los detalles de su estado de salud se mantuvieron mucho tiempo en secreto, Eugenia comentó a los medios a principios de febrero que presentó una enfermedad en el riñón, pero el problema se presentó porque le dieron dos medicamentos que le provocaron un para cardiaco.

“Los medicamentos hicieron cortocircuito y eso me provocó un paro cardiaco y después entré en coma y estuve dos semanas así”.

Sigue tres terapias


Para recuperarse completamente, Eugenia hace tres terapias diarias: una rehabilitación física para poder caminar bien y recuperar completamente su fuerza motriz; un tratamiento cognitivo para ejercitar la memoria y el cerebro y  una terapia de lenguaje, para ya no arrastrar la lengua al hablar.

Eugenia confía en que todo volverá a ser como antes, la constancia y la paciencia son ahora sus máximos aliados. (Con información de Hola y redacción Sumédico)

publicidad

publicidad

publicidad