publicidad

Otros

En México hay poca inteligencia sexual

Cuando se prohíbe hablar de sexo y erotismo el ser humano no disfruta su sexualidad, lo que deriva en problemas físicos y psicológicos.

  • 31/12/2012
  • 11:03 hrs.

Cuando una sociedad es represora contra el erotismo y el sexo, entonces no es posible que se desarrolle inteligencia sexual, indicó Julián Alcalá, profesor de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Explicó que el deseo y el placer comienzan en el cerebro, por ende, la inteligencia sexual se mide de acuerdo a la capacidad erótica de las personas;no obstante, el especialista indicó que cuando no se tiene inteligencia sexual, es posible desarrollar problemas no sólo físicos sino psicológicos.

También señaló que en México es más complicado que pueda desarrollarse esta habilidad, ya que el sexo y el erotismo son temas tabú y rechazados por los grupos más conservadores del país, sin embargo, reconoció que se han logrado avances en la materia, como el que los jóvenes tengan acceso a información sobre anticoncepción sin tener que pedir permiso a sus padres.

La inteligencia sexual es una herramienta que ayuda a elegir correctamente a una pareja, y de esa forma se evitan las relaciones destructivas, de esa forma, las decisiones que se tomen irán acompañadas de gusto y satisfacción, señaló el especialista.

Cuando no hay inteligencia sexual, es posible enfrentarse a problemas como enfermedades, dolor físico y emocional, además de padecimientos psicosomáticos; “esto, desafortunadamente, domina mucho en nuestra sociedad”, destacó el experto.

De acuerdo con el profesor Alcalá, la sexualidad se sostiene en tres pilares principalmente:

  • El conocimiento científico, humano y fundamentado de la sexualidad.
  • El “yo sexual”, el cual es la reflexión de nuestros propios gustos.
  • El vínculo, tanto con la pareja como con otras personas, lo que genera respeto hacia quienes no comparten nuestras ideas.

“La sexualidad es algo de lo que debemos sentirnos orgullosos, ésa es una primera estrategia que debe seguir quien desee tener inteligencia en esta materia”, explicó.

Indicó también que durante los talleres de sexualidad se hace hincapié en factores como autoestima y asertividad, para poder tomar decisiones adecuadas, ya que estos elementos son determinantes para proteger y potenciar a las personas.

Finalmente, explicó que cuando se carece de inteligencia sexual, es posible buscar ayuda profesional, para librar “las piedritas que obstaculizan el camino, y a partir de ahí, con educación, vivencias e inteligencia social, reconocer el momento de acercarnos o alejarnos de quien nos pueda hacer daño”. (Fuente: UNAM)

publicidad

publicidad

publicidad