publicidad

Otros

Clamidia no tratada puede causar ceguera

Esta bacteria, contraída generalmente por relaciones sexuales no protegidas, en caso de no tratarse puede causar infecciones oculares severas.

  • 23/10/2012
  • 17:08 hrs.

 La clamidia es una pequeña bacteria de gran importancia para la salud humana, y de acuerdo con el infectólogo Alejandro Macías, actualmente se reconocen 4 especies en el ser humano:

  • Trachomatis
  • Pneumoniae
  • Psittaci
  • Pecorum

Las dos primeras son exclusivas del ser humano, mientras que las otras dos se dan en aves y otros mamíferos que después infectan a las personas, y se conocen como un tipo de zoonosis.

En México, como en la mayoría de los países la especie de mayor importancia es trachomatis, que produce enfermedades de transmisión sexual.

Esta bacteria es responsable de diferentes infecciones y patologías en quienes la presentan:

Y aún curada la infección sexual, las clamidias pueden causar artritis reactiva, en la que se dispara un mecanismo autoinmune que perpetúa la artritis incluso cuando se ha curado la infección, dijo el experto.

El jefe de infectología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas, indicó a SUMEDICO que en la mayoría de los casos, las personas que se han infectado no muestran síntomas, por lo que resulta complicado conocer su incidencia y prevalencia, pero  gracias a “estudios epidemiológicos sabemos que al menos una de cada 3 a 4 personas sexualmente activas la padecen. De ellas, a su vez, 3 de cada 4 no lo saben”, dijo.

El especialista refirió que todas las personas son susceptibles de infectarse por clamidia, pero que quienes más riesgo tienen son aquellos que tienen múltiples parejas sexuales y quienes no usan condón en sus encuentros sexuales, así como los habitantes de las zonas con pobres condiciones sanitarias.

Diagnóstico por síntomas

Macías señaló que la conjuntivitis por clamidia es crónica (tracoma), y que puede detectarse porque el paciente se muestra con hinchazón de los párpados y daño progresivo de la córnea que puede incluso llevar a la ceguera, pero afirmó que por fortuna, este tipo de infección es poco común en América.

Y cuando se trata de infección genital puede causar dolor en la relación sexual, con inflamación del cuello de la matriz (“cervicitis”) en las mujeres, aunque puede no dar síntomas y evolucionar a inflamación crónica de las trompas de Falopio, con la subsecuente formación de cicatrices e infertilidad. También puede ocasionar inflamación de los órganos de la pelvis en su conjunto, produciendo la “enfermedad pélvica inflamatoria”.

En el varón, suele también ser asintomática pero puede causar uretritis (ardor para orinar) y hasta orquitis (inflamación testicular). También puede evolucionar a la infertilidad.

El especialista señaló que el tratamiento será con antibióticos y los más utilizados son  las tetraciclinas y los “macrólidos”. El médico determina la dosis y la vía de administración dependiendo del caso.

Pero si la infección no se trata,  cuando hay conjuntivitis crónica, la hinchazón puede dañar el ojo y llevar a la ceguera. En la mujer, puede conducir a la enfermedad inflamatoria pélvica y la infertilidad. En el varón, puede también llevar a la infertilidad.

Para prevenir la enfermedad el infectólogo recomendó limitar el número de parejas sexuales y utilizar condón en cada encuentro.

Finalmente el experto indicó que si una mujer embarazada contrae clamidia y no se la trata, puede sufrir abortos o partos prematuros. Los recién nacidos puede sufrir conjuntivitis o neumonías.

(*) Dr. Alejandro Macías

Infectólogo

Jefe de infectología del Instituto de Ciencias Médicas

aaeemmhh@yahoo.com

publicidad

publicidad

publicidad