publicidad

Otros

Aliméntate a conciencia en esta temporada

La clave para disfrutar la comida es no limitarse, ni excederse; probar un poco de todo no tiene efectos negativos para la salud.

  • 19/12/2014
  • 15:50 hrs.

Cuidar la alimentación durante la época decembrina, cuando se incrementa el consumo de alcohol y de alimentos densamente calóricos, no se limita a hacer dietas extremas o evitar las fiestas: es una cuestión de equilibrio que involucra que la persona reflexione sobre sus hábitos y antojos.

 
Ericka Escalante Izeta, académica del Departamento de Salud de la Universidad Iberoamericana, aconsejó aplicar estrategias retomadas del movimiento “Alimentación en conciencia plena”, para no caer en excesos o extralimitarse con la comida en la época decembrina.
 
Organismos institucionales del sector salud han demostrado que las dietas demasiado estrictas pueden resultar contraproducentes para bajar de peso.
 
Contraria a las "dietas de moda", la "Alimentación en conciencia plena" se presentó en una época reciente en Estados Unidos como una "antidieta", basada en una reflexión no sólo sobre los alimentos que se ingieren, sino en la propia persona, sus hábitos y sus motivaciones. 
 
“El movimiento parte de que el acto de comer debería hacerse por medio de un ejercicio de plena conciencia. No se limita a este acto únicamente: implica poner atención en cada actividad de la vida cotidiana de la persona”, explicó Escalante.
 
Para evitar la ausencia de reflexión al momento de sentarse a comer, Escalante emitió una serie de recomendaciones:  
 
Cuidado con los ayunos prolongados.  Muchas personas, al saber que cenarán o comerán de manera abundante, alteran sus hábitos alimenticios y evitan desayunar o comer como preparativo para el “atracón”. Ésta es una práctica contraproducente, pues altera el metabolismo y hace que las personas consuman más calorías de lo indicado.
 
Lo recomendable es no alterar los ciclos alimenticios: un desayuno ligero o un almuerzo con una menor densidad calórica y más vegetales pueden evitar el consumo desmedido durante las fiestas.
 
Disfrutar no significa sedentarismo absoluto. Las vacaciones no son sinónimo de sentarse a ver la televisión o estar tras la pantalla de la computadora todo el día. Los paseos familiares son una actividad óptima en esta temporada, es bueno alejarse de los centros comerciales y la cultura de consumo. Es bueno aprovechar y reapropiarse los espacios públicos.
 
Reflexionar. Es importante que antes de sentarse a la mesa las personas se cuestionen si realmente sienten hambre o tratan de satisfacer un antojo; además, probar en cantidades moderadas “un poco de todo”, no tiene efectos negativos para la salud.

publicidad

publicidad

publicidad