publicidad

Ejercicio y Deporte

Yoga previene infartos cerebrales

Yoga equilibra, estabiliza el sistema nervioso y disminuye el ritmo cardiaco

  • Paola Ruiz
  • 06/11/2018
  • 18:47 hrs.
Un estudio conjunto entre las universidades australianas Monash University, University of South Australia y Universtiy of Melbourne, mostró que el yoga tiene efectos benéficos en personas que han sufrido un accidente cerebrovascular.

Tanto el yoga como el taichí pueden ayudar a personas que han tenido estos eventos cerebrovasculares. Incluso las personas con riesgo de sufrir un accidente de este tipo, pueden reducir su hipertensión, ácidos grasos y niveles de azúcar en sangre.

La práctica de estas técnicas también resulta benéfica en personas con diabetes, ya que incrementan el suministro de sangre y oxígeno a los tejidos. Además de producir insulina y aumentar antioxidantes en el cuerpo.

Te recomendamos: Problemas estomacales causados por diabetes

Efectividad del yoga y taichí después de un accidente cerebrovascular


De acuerdo con Susan Hillier, investigadora, practicar yoga o taichí promueve la regulación de la presión arterial. Mediante técnicas de respiración profunda se equilibra y estabiliza el sistema nervioso autónomo en consecuencia se disminuye el ritmo cardiaco.

La actividad física es muy importante para aquellas personas que han sufrido un infarto cerebral. Debido a que previene segundos accidentes y mejora la movilidad de quien ha tenido un episodio previo.

Gracias a que el yoga y el taichí son técnicas suaves, centradas en el movimiento y relajación, pueden ayudar a las personas a concentrarse en un mejor estado mental. Mientras se mantienen en movimiento, los pacientes pueden recuperar su estabilidad mental y emocional.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores analizaron 26 estudios que examinaron cómo el yoga y el taichí moderan los factores de riesgo para sufrir un accidente cerebrovascular.

Entre los factores que se regulan a través del yoga están: presión arterial, colesterol, diabetes, fibrilación auricular, consumo de alcohol, tabaco, obesidad, ansiedad y depresión.

Accidente cerebrovascular

Conoce más sobre: Harvard: La música es buena para el corazón

Importancia de la rehabilitación


Después de un primer accidente cerebrovascular dos de cada cinco (43%) personas experimentarán otro evento en los próximos 10 años. Mientras que 32% puede sufrirlo en los próximos 5 años y el 16% en el siguiente año después del primer evento.

Cabe destacar que los segundo eventos cerebrovasculares suelen ser más severos y fatales. Por lo que se recomienda prevenirlos a través de opciones de rehabilitación que moderen los riesgos de apoplejía.

Explorar el potencial del yoga y taichí puede ayudar a reducir la hipertensión, así como los niveles de lípidos en la sangre.

publicidad

publicidad

publicidad