publicidad

Otros

Videojuegos ayudarían a controlar el peso

Expertos encontraron que para los varones y los niños más jóvenes, los videojuegos de baile ayudan a combatir la obesidad.

  • 10/01/2013
  • 09:31 hrs.

 Expertos han dicho que a los niños se les debe limitar el tiempo en el que miran televisión y juegan videojuegos porque no contribuyen a su movilidad física, pero sí al aumento de peso, sin embargo, no tiene por qué ser así.

Un grupo de investigadores de la Escuela Universitaria de Salud Pública y Servicios de Salud George Washington (SPHHS), encontraron que los videojuegos que impulsan la actividad física como el bailar sí contribuyen a no acumular kilos extras.

Según el estudio publicado en Games for Health, la obesidad infantil puede disminuirse y detenerse con los videojuegos dance, dance revolution y orbit.

Esta fue a la conclusión a la que llegaron los científicos, luego de estudiar a niños afroamericanos que vivían en zonas marginales.

Para la investigación, los autores midieron el gasto energético de afroamericanos y otras poblaciones marginales con mayor riesgo de sufrir obesidad debido a que viven en zonas en las que no pueden salir a jugar con facilidad o es peligroso.

Todd Miller, autor principal del estudio y profesor asociado en el Departamento de Ciencias del Ejercicio en SPHHS, junto con sus colegas, reclutaron a 104 niños entre ocho y catorce años de una escuela estatal en el Distrito de Columbia (Washington).

Los niños asistieron con normalidad a sus clases de educación física, pero después fueron incluidos, al azar, en una de tres actividades distintas: tres sesiones de 20 minutos de DDR, del videojuego Orbis, o la clase de gimnasia habitual. Un investigador midió los gastos energéticos de cada menor durante las sesiones.

Los resultados mostraron que en promedio, los niños gastan más energía en las actividades de educación física, sin embargo, en el caso de los alumnos de grados de tercero a quinto, es decir los de ocho a once años, los videojuegos también les impulsaron a moverse lo suficiente para cumplir con los criterios de actividad física saludable.

“Eso sugiere que los juegos electrónicos pueden ser una alternativa útil a la tradicional educación física, al menos para los estudiantes más jóvenes”, explicó Miller.

Sin embargo, los videojuegos no fueron capaces de empujar a los niños y niñas de la escuela intermedia a hacer ejercicio, “Solo los adolescentes varones jugaron lo suficiente para lograr un gasto adecuado de energía”, afirmó Miller.

Esta tendencia coincide con investigaciones anteriores y muestra que las chicas apenas se mueven, no lo hacen ni para jugar, ni en la clase de educación física.

Las adolescentes hacen poco ejercicio, el trabajo expone además que con el paso de los años, existe una tendencia a disminuir la actividad física.

Miller aseguró que es alarmante “porque si los niños, y especialmente las niñas, dejan de jugar deportes de equipo o de moverse durante los años de la adolescencia, pueden aumentar de peso muy rápidamente”, y esto trae como consecuencia que sean obesos y más propensos a desarrollar diabetes 2. (ABC)

publicidad

publicidad

publicidad