publicidad

Otros

Siete cosas que haces mal después de entrenar

No verás resultados que deseas si tomas las decisiones incorrectas después de tu sesión de entrenamiento

  • 22/11/2016
  • 08:00 hrs.
No importa todo el tiempo y sudor que inviertes en sudar la camiseta. No verás los resultados que deseas si no eliges lo correcto después de tu sesión de entrenamiento. Hay siete típicos errores que suele cometer la gente y que boicotean su esfuerzo y sacrificio. ¿Preparado para enmendar los errores?

No tratas bien a tu corazón


Debes dar a tu corazón un tiempo para que vuelva a la normalidad. Termina tu entrenamiento con unos minutos de trote suave para que tu pulso se estabilice y tu corazón no pare de golpe.

No estiras


Estirar después de tu entrenamiento puede ayudar a que tus músculos no te duelan al día siguiente. Además puedes tomar ese tiempo para respirar hondo y relajarte de tu sesión.

No comes nada después de entrenar


La comida es tu combustible antes de ponerte a sudar. Además ayuda a tus músculos a recuperarse mejor después de un duro entrenamiento. Lo ideal sería tomar una combinación de hidratos de carbono y proteínas como por ejemplo un yogurt griego con arándanos o un puñado de nueces.

No te cambias de ropa


Aunque tus mallas de entrenamiento te hagan lucir muy bien, después del entrenamiento debes ponerte ropa limpia. La ropa sudada está húmeda y llevarla más tiempo puesta puede provocar infecciones.

No te duchas


El sudor pegado a tu piel genera que las bacterias se desarrollen mejor provocando irritaciones o granitos.

Sí vas a beber alcohol, espera


He conocido mucha gente que entrena el viernes a última hora para estar sexy en el antro. Eso es buena idea, pero no si la combinas con bebidas alcohólicas. Beber alcohol después de entrenar hace que tu recuperación sea más lenta y deshidrata tu cuerpo. La mejor opción es beber agua los 30 minutos justo después de acabar.

Duermes poco


Dormir es esencial para recuperarse después del entrenamiento. Y es que ese es el momento que tiene nuestro cuerpo para curar y reconstruir nuestros músculos.

(Con información de El País).

publicidad

publicidad

publicidad