publicidad

Otros

Señales que envía tu cuerpo cuando estás deshidratado

Tres cuartos de nuestro cerebro y nuestro corazón, el 83% de nuestros pulmones y el 31% de nuestros huesos son agua

  • 06/01/2017
  • 12:31 hrs.
Seguramente has escuchado alguna vez que la mayor parte de tu cuerpo es agua. En efecto, estamos hechos por cerca de un 60% de agua: tres cuartos de nuestro cerebro y nuestro corazón, el 83% de nuestros pulmones y el 31% de nuestros huesos son agua.

Pero no toda esa agua permanece en nuestro cuerpo. Mucha desaparece a través de la orina, el sudor e incluso cuando respiramos.

Por eso, beber suficiente agua cada día es, sin lugar a dudas, una cuestión fundamental.

Pero, ¿qué sucede en nuestro interior cuando no lo hacemos?

¡Tu cuerpo habla!


Si te has preguntado qué le pasa a tu cuerpo cuando no bebes agua, checa esto. ¡Y solo con dos días de ausencia!


  1. Tienes dificultad para tragar




Esto significa que hay una dificultad para deglutir, en el que, incluso, puede existir dolor. Así mismo, esto puede impedir el consumo de calorías que requiere el cuerpo para vivir.


  1. Espasmos musculares




Se le denomina así a los movimientos involuntarios de los músculos, también se le llama calambres o contracciones.


  1. Náuseas




Es una sensación de malestar o de estómago revuelto junto con una urgencia por vomitar.


  1. La sangre deja de fluir a la piel




Ésta con el tiempo empieza a perder brillo, también coloración; además, disminuye su capacidad de regeneración, con lo que las arrugas y líneas de expresión se acentúan más en el cutis.


  1. Reduce la pérdida de calor




El cuerpo pierde la capacidad de regular la temperatura, y puedes pasar de calor al frío.


  1. ¡Aumentan los problemas!




El consumo regular de agua ayuda a prevenir los cálculos renales y el estreñimiento.


  1. Hace más lento tu metabolismo




La función de éste depende de la cantidad de agua que tomes, por lo que tu metabolismo funcione se hace más rápido a medida que aumenta el consumo de agua.

Recuerda, beber jugos no se considera como ingerir agua, por ello es importante que trates de reducir el consumo de refrescos. Una buena forma es agregar rodajas de limón a tu agua simple.

(Con información de Mejor con Salud)

publicidad

publicidad

publicidad