publicidad

¿Qué tan malo es consumir alimentos ahumados?
Alimentos y Tendencias

¿Qué tan malo es consumir alimentos ahumados?

Los alimentos ahumados son atractivos porque tienen un mejor sabor, pero expertos advierten sobre los riesgos que representa un consumo excesivo

  • SUSANA CARRASCO
  • 07/01/2020
  • 15:23 hrs.

El ahumado es uno de los procesos de conservación de alimentos más antiguos que se conocen, sin embargo, también podría ser un peligro para la salud. Conoce los riesgos de no limitar el consumo de alimentos ahumados en la dieta.

Este tipo de alimentos puede tener ciertos aditivos que si se consumen en exceso, contribuyen al desarrollo de enfermedades.

Alimentos ahumados y sus riesgos

Los alimentos ahumados son aquellos que han sido precocidos generalmente mediante una fuente de humo de leña, con el objetivo de conservarlos por más tiempo.

El ahumado es una técnica que comenzó a utilizarse desde el descubrimiento del fuego y consiste en exponer los alimentos al humo para conservarlos y cambiar su sabor. De hecho, se hace con una mezcla de técnicas que implica no solo el humo, sino también la condimentación.

Aunque puede parecer muy tentador consumir más alimentos ahumados debido a que se conservan por más tiempo y tienen un sabor más intenso, la realidad es que pueden ser peligrosos para la salud.

Además de que se exponen al humo, los alimentos ahumados suelen pasar también por un proceso en el que se les añade una gran cantidad de sal para lograr la curación y conservación, especialmente en el caso de pescados o carne ahumada.

Está comprobado que ingerir alimentos con exceso de sal nos predispone a muchas enfermedades, como hipertensión, enfermedad renal crónica, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué no debes lavar el pollo crudo? 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), también señala que el exceso de sal en los alimentos ahumados provoca retención de líquidos e incremento de peso, lo que obliga al hígado, riñones y corazón a trabajar por encima de sus niveles normales, dañando el sistema cardiovascular.

Carne procesada

La Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que la carne ahumada es considerada carne procesada, pues es carne que ha sido transformada para mejorar su sabor o su conservación y por ende, podría estar relacionada con aumentos en el riesgo de varios tipos de cáncer.

Aunque estos riesgos son pequeños, el exceso en el consumo de carne ahumada en todo el mundo hace que sea de suma importancia.

De acuerdo a la OMS el riesgo radica en que los métodos de cocción a alta temperatura, como el ahumado, generan compuestos que pueden contribuir al riesgo de cáncer, especialmente el cáncer de colon o colorrectal.

Las carnes rojas procesadas, que incluyen el ahumado, están clasificadas como Grupo 1 de cancerígenos, lo que significa que existen pruebas que demuestran que el agente puede causar esta enfermedad.

La comida ahumada o curada también puede tener altos niveles de nitratos y nitritos, que se utilizan para conservar la carne y evitar que las bacterias peligrosas se multipliquen. No obstante, su consumo puede resultar riesgoso para adultos con problemas cardiacos.

Según la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades, el nitrato de sodio puede aumentar el riesgo de enfermedades del corazón, falla en la circulación sanguínea y la oxigenación del cuerpo, así como dolores de cabeza, calambres abdominales y otros problemas.

Esto no significa que debas sacar de tu vida los alimentos ahumados o curados, sino que debes consumir una cantidad limitada en tu dieta, el exceso es lo que realmente nos pone en riesgo de enfermedades.

Aunque son alimentos deliciosos, procura comerlos pocas veces al mes y siempre complementa tu alimentación con una rutina de ejercicios, pues el sedentarismo empeora los riesgos.

SIGUE LEYENDO: Estudio revela cuál es la mejor forma de reducir la cintura 

(Con información de Mejor con salud


publicidad

publicidad

publicidad