publicidad

¿Qué se puede comer con gastroenteritis?
Alimentos y Tendencias

¿Qué se puede comer con gastroenteritis?

La gastroenteritis es una inflamación del estómago y de los intestinos causada por algunos tipos de virus

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 19/06/2019
  • 18:24 hrs.

De acuerdo al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en México, la gastroenteritis, también conocida como “infección estomacal”, es la tercera causa de urgencias médicas.

Náuseas, cólicos, dolor, vómitos y diarrea son algunos de los síntomas más comunes de la gastroenteritis, una inflamación del estómago y de los intestinos, usualmente causada por algunos tipos de virus.

¿Qué comer con gastroenteritis?

Cuando esta enfermedad ataca, la comida se convierte en una idea lejana y no tan agradable, sin embargo, elegir los alimentos y los líquidos correctos pueden ayudar a calmar las molestias estomacales y acelerar la recuperación.

La nutrióloga Elisa Gómez Reyes, gerente médico de Abbott, indica qué es mejor comer cuando tienes gastroenteritis o infección estomacal.

Esto puede ser difícil, porque cuando te sientes enfermo, lo último en lo que quieres pensar es en comer. Pero no debemos olvidar que alimentarte puede ayudar a reponer la energía y lo que has perdido.

Los mejores alimentos para la recuperación son aquellos que son fáciles de digerir y que no se consideran irritantes e inclusive algunos que podrían apoyar a disminuir el tiempo de diarrea.

Algunos ejemplos son:           

Pan tostado o galletas saladas: La sal te ayuda a reponer el sodio y el cloruro perdido, además ayudan a controlar las náuseas.

Sopas a base de caldo: el consomé de pollo además de que aporta líquido contiene vitaminas y minerales y algunos nutrimentos que pueden ayudar a la rehidratación y calmar el malestar estomacal.

Arroz cocido: los alimentos blandos como el arroz, las tostadas, los cereales secos y las pastas aportan carbohidratos para obtener energía, y además son fáciles de digerir.

Huevos: La proteína en los huevos proporciona una nutrición importante para el cuerpo y puede ser más fácil para el estómago que la carne roja o el pollo.

Manzana cocida y plátano: estas dos frutas aportan pectina que es un tipo de carbohidrato que podría aminorar el tiempo de la diarrea y brindar energía.

Pollo asado o carne asada sin grasa: es importante que consumas fuentes de proteína que no irriten tu mucosa estomacal pero que puedan brindarte nutrientes que necesitas.

>>TAMBIÉN LEE: Primeras señales de falta de electrolitos 

Complicaciones 

Otro punto importante que se debe vigilar con la gastroenteritis es la deshidratación.

Entre las náuseas, el vómito y la diarrea, se pueden perder muchos líquidos rápidamente y electrolitos.

En una persona adulta el 60-65% de su cuerpo está compuesto por agua por lo que la deshidratación es un problema para cualquier persona con gastroenteritis.

Esto puede causar deshidratación desde leve hasta severa, haciéndote sentir adormecido o generarte dolores de cabeza que te hagan sentir aún peor y que de no ser cuidados pueden ameritar hospitalización para la rehidratación intravenosa.

Por eso, elegir una solución de rehidratación oral correcta y los mejores alimentos te ayudará para recuperarte más rápido.

Este problema es mayor cuando la deshidratación ocurre en los extremos de la vida como los adultos mayores y sobre todo en los bebés y a los niños pequeños. En esos casos, hay que estar sumamente atentos a signos como boca seca, ojos hundidos, cambios en la turgencia de la piel e inclusive dificultad en el llanto.

En el caso de los adultos mayores, los cambios en el estado de su piel, en los ojos, el aliento o que los notemos adormecidos y con dificultad para hablar son signos de deshidratación.  

Una sugerencia simple de recordar es que por cada evacuación que se tenga se tome entre ½ taza a una taza de una solución de rehidratación oral específicas para diarrea.

En los intermedios toma pequeños sorbos de esta misma solución de rehidratación en combinación con líquidos como agua, té caliente o helado de agua sin azúcar o agua de coco.

Es importante que elijas la solución de rehidratación indicada ya que los electrolitos que perdemos cuando tenemos vómito o diarrea son esenciales en la contracción muscular y en la señalización correcta de músculos y nervios, así como todo el funcionamiento del cuerpo, por lo que reponerlos junto con los líquidos perdidos puede evitar serias complicaciones y ayudarte a sentirte mejor.

>>SIGUE LEYENDO: Infección en el oído puede derivar en parálisis facial 



publicidad

publicidad

publicidad