publicidad

Otros

¿Qué debes desayunar para tener energía?

Alimentos que debes consumir en el desayuno para que tu cerebro trabaje en perfectas condiciones

  • 07/02/2017
  • 07:00 hrs.
¿Tu desayuno consiste en una dona y un café para llevar? Si es así, es probable que no le estés dando a tu cuerpo los nutrientes que necesita para ser exitoso en tu negocio ya que el cerebro funciona con base en la alimentación.

Mientras que una taza llena de cafeína y una dona repleta de azúcar pueden darte energía en las primeras horas de la mañana, hará que desesperadamente busques una segunda taza y que te sientas fatigado a mediodía. Por eso te compartimos los alimentos que debes consumir en el desayuno para que tu cerebro trabaje en perfectas condiciones.


  1. Hidratos de carbono saludables




Entre las mejores opciones se encuentran el pan de centeno y la avena (puedes mezclarla con el yogur, la leche o el zumo).

Estos dos alimentos mantienen el cuerpo energizado y le aportan al cerebro los nutrientes necesarios para tomar decisiones acertadas y ser más creativo.


  1. Huevo




Si no se consume en exceso el huevo es saludable (aunque muchos crean que son un alimento prohibido)

  • La proteína que ofrece es de alta calidad y, además, aporta aminoácidos esenciales que interactúan favorablemente con las hormonas.

  • Consumir este alimento mejora los neurotransmisores relacionados al estado de ánimo.




  1. Proteínas bajas en grasa




Las grasas saturadas nos vuelven más lento y menos capaces de tomar decisiones.

Es probable que hayas experimentado esa sensación de pesadez y cansancio tras una comida grasosa y copiosa. Así te sentirás todo el día si desayunas con este tipo de alimentos.

Por el contrario, si eliges algunas legumbres (lentejas, frijoles, garbanzos) estarás más despierto.


  1. Frutos secos




Si no te parece muy “normal” comer frijoles en la mañana puedes probar con los frutos secos (almendras, nueces, cacahuete, etc.)

  • Estos alimentos combinan grasas saludables, hidratos de carbono y proteínas vegetales y nos aportan mucha energía.

  • Al contener fibras nos aseguramos un buen aporte de glucosa y los demás nutrientes reparan daños musculares y regulan el metabolismo.




  1. Batidos de fruta




En verano es más fácil preparar un batido o jugo frutal; sin embargo, también deberíamos continuar con este hábito cuando hace frío.

  • En vez de un café, prueba un licuado hecho con manzana, pera, naranja… ¡la combinación que quieras!

  • Verás cómo tu energía no se agota tan rápidamente como si consumieses cafeína (que puede tener muchos efectos colaterales).




  1. Lácteos desnatados




La versión sin grasa sirve para no subir de peso y para aquellas personas que padecen una leve intolerancia a la lactosa.

  • Los lácteos contienen aminoácidos y nutrientes que te alimentan y te dan energía.

  • En el caso de que no quieras consumir este tipo de alimentos puedes optar por las leches vegetales (almendras, soja, arroz, etc). Estas no aportan colesterol son antioxidantes, tienen pocas grasas y son ricas en proteínas.


(Con información de Mejor con Salud)

publicidad

publicidad

publicidad