publicidad

¿Por qué se presentan lesiones en las pretemporadas?
Ejercicio y Deporte

¿Por qué se presentan lesiones en las pretemporadas?

Los partidos de preparación cada vez son más exigentes y precisan de una intensidad para la que los jugadores pueden no estar preparados

  • Adrian Aguirre
  • 26/07/2019
  • 18:08 hrs.

Si bien los futbolistas son personas que se encuentran en la mejor forma física posible y bajo un entrenamiento constante, cuando se termina una campaña necesitan un descanso y muchos se van de vacaciones.

Al regresar de su periodo de diversión, necesitan volver a estar a tope para el arranque de una nueva temporada y muchos suelen lesionarse en los partidos de preparación.

Pero, ¿a qué se debe esto?

Puedes leer: ¿Cómo afecta el VAR a los futbolistas?

De acuerdo con el doctor especialista en rodilla de la Clínica Tres Torres Barcelona, Fernando Clemente, sucede por el descanso, la falta de ritmo y la creciente intensidad de los partidos de preparación: 

"Hay que tener en cuenta que los futbolistas profesionales son personas que mantienen su cuerpo en el mejor punto de forma física durante toda una temporada, mediante entrenamientos, sesiones de recuperación, alimentación y descanso adecuado.

Para que la siguiente temporada puedan rendir al máximo nivel es necesario el descanso y relajación de la estricta disciplina durante las vacaciones. El inconveniente es que luego se ha de volver a  alcanzar el punto de forma óptimo para conseguir el máximo rendimiento durante el siguiente ciclo deportivo, y para ello la pretemporada es el instrumento perfecto de cara a dicha puesta a punto.

Los partidos de exhibición dentro de las pretemporadas de los equipos importantes cada vez son más exigentes y precisan de una intensidad para los jugadores para la que, en algún caso, pueden no estar por completo preparados. Ya sólo falta un juego entusiasta por parte del jugador para demostrar su calidad y evitar la presión de los medios, y un poco de mala suerte, para tener la combinación perfecta para la lesión", explica el especialista.

También te puede interesar: ¿Entrenar en un clima caluroso forma mejores atletas?

Ahí tenemos el caso del extremo derecho del Real Madrid, Marco Asensio, quien se rompió el ligamento cruzado anterior y el menisco externo de su rodilla izquierda en el encuentro amistoso contra el Arsenal de Inglaterra.

¿Cuáles son las lesiones más comunes en el futbol?

El doctor y profesor de asignatura en la Facultad de Medicina de la UNAM, Aaron Méndez Celís, señala que la mayoría de las lesiones (60-90%) ocurren en las extremidades inferiores, especialmente el tobillo, rodilla (ligamento cruzado anterior) y el muslo (cuádriceps e isquiotibiales) y que generalmente ocurren con mayor frecuencia durante los primeros y últimos 15 minutos de un encuentro, siendo estas las más comunes:

  • Lesiones en los tobillos. Distención de ligamentos, contusiones, esguince de 1er y 2º grado
  • Lesiones en las rodillas. Capsulitis, bursitis, meniscopatía, esguinces
  • Lesiones en los músculos isquiotibiales. (región posterior del muslo) contracturas, ruptura de fibras
  • Lesiones en la cabeza. Generalmente traumatismos craneoencefálicos leves y/o heridas superficiales.

¿Cómo se trata la lesión de ligamentos cruzados?

Esto es lo que dice Mayo Clinic al respecto:

Los cuidados de primeros auxilios rápidos pueden reducir el dolor y la hinchazón de inmediato después de una lesión en la rodilla. Sigue el modelo de descanso, hielo, compresión y elevación para el cuidado personal en casa:

  • Descanso. El descanso general es necesario para sanar y limita el peso que debe soportar la rodilla.
  • Hielo. Cuando estés despierto, trata de colocarte hielo sobre la rodilla por lo menos cada dos horas, durante 20 minutos cada vez.
  • Compresión. Envuelve con vendaje elástico o ponte un envoltorio de compresión alrededor de la rodilla.
  • Elevación. Recuéstate con la rodilla apoyada sobre almohadas.

El tratamiento para una lesión del ligamento cruzado anterior comienza con varias semanas de terapia de rehabilitación. Un fisioterapeuta te enseñará cómo hacer los ejercicios que deberás realizar, ya sea bajo supervisión continua o en casa. Es posible que también debas usar un dispositivo de inmovilización para estabilizar la rodilla y usar muletas durante un tiempo para evitar cargar peso sobre la rodilla.

Es posible que el médico recomiende cirugía si:

  • Eres deportista y quieres continuar practicando tu deporte, sobre todo si implica saltos, movimientos bruscos y giros
  • Más de un ligamento o el menisco de la rodilla también están dañados
  • La lesión provoca que la rodilla se tuerza durante las actividades cotidianas

Durante la reconstrucción del ligamento cruzado anterior, el cirujano retira el ligamento dañado y lo reemplaza por un segmento de tendón —tejido similar a un ligamento que conecta el músculo con el hueso—. Este tejido de reemplazo se denomina «injerto».

Tu cirujano utilizará un pedazo de tendón de otra parte de la rodilla o un tendón de un donante fallecido.

Después de la cirugía, iniciarás otro período de terapia de rehabilitación

 

 

Con información de Sport, Mayo Clinic

publicidad

publicidad

publicidad