publicidad

¿Por qué deberías incluir calabacitas en tu dieta? 5 beneficios
Alimentos y Tendencias

¿Por qué deberías incluir calabacitas en tu dieta? 5 beneficios

Las calabacitas fueron un alimento básico en la época prehispánica, junto con el maíz y el frijol. Foto: PIXABAY

Las calabacitas aportan vitaminas que ayudan a controlar enfermedades como la anemia y la hipertensión, además de que pueden agregarse a muchos platillos

Las calabacitas, también conocidas como calabacín, calabacita tierna o calabaza de verano, forman parte de muchos platillos mexicanos, pero ¿conoces todos sus beneficios? A continuación, te decimos todo lo que obtienes al incluir calabacitas en tu dieta.

Se sabe que las calabacitas son una verdura originaria de Mesoamérica, ya que era representado en códices, alfarería, pinturas y grabados. En la época prehispánica constituía un alimento básico junto con el maíz y el frijol. 

Actualmente, sigue siendo parte de muchos platillos tradicionales debido a su delicioso sabor, pero sobre todo, porque aporta muchos beneficios a la salud. Toma nota y conoce todas sus propiedades.

¿Por qué incluir calabacitas en la dieta?

De acuerdo con información de la Revista del Consumidor, en México se conocen dos tipos de calabacitas: la criolla y la italiana. La primera es redonda y de color verde pálido, mientras que la segunda, es alargada y su piel es verde claro u oscuro. Ambas variedades se utilizan tiernas para una gran cantidad de platillos regionales y aportan múltiples beneficios a la salud, como:

1. Salud visual

Las calabacitas contienen luteína y zeaxantina, dos antioxidantes que se cree ayudan a prevenir las cataratas y que incluso, pueden retardar el desarrollo de problemas graves como la degeneración macular.

2. Pocas calorías y mucha fibra

Aproximadamente el 90% del peso de cada una de las calabacitas es agua, por lo que comerlas brinda muy pocas calorías y ayuda a mantener un peso saludable. Así mismo, media taza contiene más de un gramo de fibra, lo que ayuda a saciar el hambre más rápido y mejorar la digestión.

TAMBIÉN LEE: 5 beneficios del ejercicio antes y durante la menopausia 

3. Ideal para personas con hipertensión

Otra de las razones por las que deberías incluir calabacitas en tu dieta es porque son una fuente importante de potasio, lo que significa que ayudan a controlar la presión arterial al disminuir el sodio en la sangre.

Debido a ello, son ideales para las personas con hipertensión.

4. Rica en vitaminas

Las calabacitas son ricas en vitaminas del complejo B como B6, B1, B2 y B3, así como folato, colina y minerales como hierro, manganeso y fósforo.

También contienen altos niveles de vitamina C y A, específicamente en carotenos, que funcionan como antioxidantes, protegiendo las membranas de las células. Tan solo media taza de calabacitas cocidas aporta 20% de la recomendación diaria de dichas vitaminas.

Es recomendable comerlas con todo y piel, ya que ahí es donde se encuentran la mayoría de sus antioxidantes y fibra.

5. Salud estomacal

Otra de las propiedades de las calabacitas es que en su pulpa contiene un alto contenido en mucílagos, los cuales poseen una acción suavizante y protectora de la mucosa del estómago.

Finalmente, incluir las calabacitas en la dieta es muy sencillo, pues son económicas y se pueden utilizar en una gran variedad de guisados y ensaladas. Lo ideal es que, al comprarlas, elijas aquellas que sean firmes al tacto, compactas, pequeñas o medianas y sin manchas en la piel. Las que son muy grandes suelen tener demasiadas pepitas y una carne menos tierna, por lo que no son recomendables.

Es posible conservarlas en el refrigerador en buenas condiciones durante dos semanas o si lo prefieres, puedes congelarlas siempre y cuando las escaldes antes en agua hirviendo durante 3 a 5 minutos.

Ya lo sabes, agregar calabacitas a la dieta da variedad a tus platillos y sobre todo, mejora tu salud.

SIGUE LEYENDO: ¿Cuáles son los nutrientes esenciales después de los 50 años? 

(Con información de la Revista del Consumidor)


publicidad

publicidad

publicidad