publicidad

Mitos y realidades de los beneficios del ajo para la salud
Alimentos y Tendencias

Mitos y realidades de los beneficios del ajo para la salud

El ajo es un ingrediente bajo en calorías pero que aporta gran cantidad de nutrientes.

¿Cuáles son los beneficios del ajo? Muchas son las propiedades que se le atribuyen al ajo, entre ellas, se afirma que es nutritivo, reduce la presión arterial, mejora el colesterol, favorece el sistema inmunitario, es antibacteriano, antiséptico, antifúngico, ayuda a evitar los resfriados, óptimo para el asma y hasta se le atribuye propiedades anticancerígenas. Pero ¿los beneficios del ajo son reales o no?

Existen diferentes variedades de ajo y son clasificadas normalmente por su color: blanco, negro, rosado, violeta, morado, colorado y castaño.

Te recomendamos: Profeco advierte posible adulteración en dos marcas de café

Mito y realidades de los beneficios del ajo para la salud

Al respecto, un académico y una estudiante del Instituto Tecnológico Superior de Acatlán de Osorio (ITSAO), en el estado de Puebla, comprobaron el uso del ajo y la cebolla como precursores en la síntesis para obtener nanopartículas de plata:

“Estas nanopartículas tienen gran potencial en aplicaciones biomédicas como agente bactericida, fungicida, antiviral o cicatrizante, en la industria alimentaria y en productos del cuidado personal”.

En ese sentido, conforme información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS):

“Lo cierto es que el consumo de ajo, en determinada dosis y acompañado tanto de una buena alimentación como ejercicio, permitirá mantener una buena salud y evitar enfermedades”.

1. Bajo en calorías. El ajo es un ingrediente bajo en calorías pero que aporta gran cantidad los siguientes nutrientes:

- Vitamina C

- Vitamina B6 

- Manganeso

2. Hipertensión. Según un artículo publicado en 2012 en la revista The Cochrane Database of Systematic Review, no hay pruebas suficientes para decir que el ajo proporciona una ventaja que reduce el riesgo de mortalidad y morbilidad cardiovascular en pacientes diagnosticados con hipertensión.

3. Contra las verrugas de la piel. Esto es completamente falso ya que, además de ser inútil para tratar este problema dermatológico, puede provocar serias quemaduras en la piel.

4. Contra el envejecimiento. Los antioxidantes que el ajo contiene protegen contra el daño celular. 

5. Enfermedades del corazón. Los nutrientes del ajo pueden ayudar a mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos, lo cual disminuye el riesgo de enfermedades cardiacas.

¿Desintoxicante? Según el IMSS el ajo puede reducir de forma significativa la toxicidad del plomo y los síntomas que se asocian a ésta.

Te recomendamos: 5 ejercicios para aumentar los glúteos, según la ciencia

Finalmente, pese a que algunos estudios muestran que el consumo de ajo puede aportar beneficios para la salud, siempre debe consultarse con un especialista en Nutrición pues no se trata de un “alimento milagro” y se requiere seguir un plan de alimentación equilibrado e incorporar actividad física para la prevención de enfermedades.


publicidad

publicidad

publicidad