Miel, la mejor aliada de tus huesos, ¿por qué?

Los componentes nutricionales de la miel dependen de la variedad de flores y del tipo de colmena en la que se produzca.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) la miel es un producto generado por la colonia de abejas melifluas también conocidas como "abejas europeas" (Apis mellifera) y son estos insectos quienes elaboran la miel a partir del néctar recolectado de las flores, al que convierten en una sustancia líquida ligera, estable, rica en carbohidratos que además otorga múltiples beneficios para la salud. Te decimos los beneficios de la miel para la salud.

Miel, la mejor aliada de tus huesos, ¿por qué?

Te recomendamos: Profeco advierte posible adulteración en dos marcas de café

Según información de El Poder del Consumidor, el descubrimiento de la miel se remonta a más de 10 mil años a.C:

"Se sabe que los egipcios la utilizaban para curar heridas y quemaduras en la piel o para enfermedades del intestino, incluso era usada para embalsamar los cuerpos. Actualmente la apicultura, que se dedica a la cría de abejas para aprovechar la miel y sus derivados, es una de las actividades económicas más importantes en diversos países, debido a la riqueza de sus propiedades alimenticias y medicinales".

imagen-cuerpo

Los beneficios de la miel para la salud

Se trata de un carbohidrato de alto valor biológico, lo cual significa que se incorpora al torrente sanguíneo en cerca de 15 minutos y es un azúcar rico en ácidos grasos naturales, minerales, aminoácidos y enzimas que pueden beneficiar al cuerpo humano.

En una cucharada de miel encontramos 64 calorías por lo cual se considera un alimento de alta densidad energética e implica que su consumo debe ser moderado pues a pesar de sus beneficios, es una azúcar considerada natural:

"Aunque es una buena alternativa para endulzar alimentos, se corre el riesgo de aumentar de peso ante el consumo excesivo. Se recomienda limitar su consumo a una cucharada al día".

Los componentes nutricionales de la miel dependen de la variedad de flores y del tipo de colmena en la que se produzca pero, en general aporta los siguientes nutrientes:

- Vitaminas del complejo B

- Vitamina C

- Vitamina D

- Vitamina E

- Flavonoides

- Calcio

- Cobre

- Hierro

- Manganeso

- Magnesio

- Fósforo

- Zinc

- Potasio

- Aminoácidos.

imagen-cuerpo

Huesos sanos y fuertes: el secreto nutritivo de la miel

Si bien se ha hablado de los beneficios de la miel para el sistema inmunológico, gracias a sus propiedades antibacterianas y antifúngicas pues ayuda a combatir las infecciones, también es una importante fuente de calcio pues ayuda a que este mineral se absorba en los huesos y también se fije para así mejorar la salud ósea y prevenir enfermedades relacionadas con los huesos como la osteoporosis:

"Incorporar la miel a nuestra dieta promueve la absorción del calcio y magnesio, y por contener antioxidantes, retrasa el deterioro de los tejidos por el envejecimiento y algunas enfermedades degenerativas".

imagen-cuerpo

Más beneficios de la miel

Contra las alergias. Se cree que la miel favorece las alergias, sin embargo, es lo contrario pues su consumo ayuda al cuerpo a aceptar el polen y disminuir las alergias florales.

Equilibrio de la glucosa. Aporta niveles balanceados de glucosa y fructosa que favorecen la formación de glucógeno en el hígado que ayuda al equilibrio de la glucosa en sangre.

¿Estrés? También reduce el estrés metabólico que es todo estrés emocional, psicológico o fisiológico, ya que mantiene las reservas de glucógeno en el hígado y evita la liberación de hormonas del estrés.

Piel. Los nutrientes de la miel aceleran la cicatrización y su regeneración. Además, es buen hidratante para la piel y repara las heridas, quemaduras y úlceras.

Mejor sueño. La miel además promueve la recuperación del sueño, pues contribuye a la secreción de melatonina.

Digestión. Es fuente de fructooligosacáridos, compuestos de la miel que se comportan de manera similar a la fibra vegetal, favoreciendo la movilidad intestinal, por lo que combate el estreñimiento y favorece a las bacterias beneficiosas de la microbiota intestinal.

imagen-cuerpo

Tipos de miel

Existen diferentes tipos de miel:

- Miel natural. No ha sido calentada por encima de los 43°C ni sometida a ningún procesamiento.

- Miel industrial. Es aquella que se pasteuriza, con lo que se evita que se cristalice, aunque este procesamiento reduce su calidad, ya que se destruyen la mayoría de las enzimas, antioxidantes y sus propiedades antibióticas.

- Miel cercana y pura. Es una miel natural trabajada por pequeños apicultores en áreas de floraciones.

El color de la miel

El color de la miel dependerá de la fuente floral, aunque no se conocen con exactitud los agentes responsables de darle el color al néctar de la miel sí se sabe que la miel tiene distintos parámetros físicos como el color, el ph, la actividad enzimática y el contenido de cenizas:

"Estas propiedades varían dependiendo de la subespecie de la abeja, el origen geográfico y la presencia de impurezas".

También te sugerimos: ¿Por qué la dieta mediterránea se considera la mejor dieta de 2020?

Finalmente, recuerda que no se trata de un "alimento milagro" o alimento "mágico" sino de un plan de alimentación equilibrado que incluya alimentos nutritivos como la miel y para obtenerlo deberás acudir con un especialista.