publicidad

Melasma, infección que pigmenta la piel de la cara
Otros

Melasma, infección que pigmenta la piel de la cara

Afecta principalmente a mujeres de origen hispánico y asiático

  • 05/09/2018
  • 09:27 hrs.
El melasma es una problema muy común de la piel, que ocasiona manchas color café y generalmente aparecen en la cara, mejillas, nariz, frente o mentón.

Además, el melasma se caracteriza por una pigmentación difusa que aparece con mayor prevalencia en mujeres en edad fértil, aunque también existen casos en varones.

Cabe destacar, que el aumento de la melanina que es característico del melasma, puede localizarse en la epidermis, que es la zona más accesible al tratamiento.

>>Te recomendamos: Los problemas más comunes de la piel


Factores de riesgo del melasma


De acuerdo con la American Academy of Dermatology, el melasma también puede aparecer en otras partes del cuerpo que reciben mucho sol, como antebrazos y cuello.

Esta patología cutánea se caracteriza por la aparición de manchas oscuras de color marrón o conocida como paño, que se distribuye por la cara.

 Sin embargo, los factores de riesgo son:

1 Predisposición genética.

2 Exposición a la luz ultravioleta y solar.

3 Factores hormonales, anticonceptivos o embarazo.

4 Posibles factores cosméticos, que provocan irritación o alergia.

5 Fármacos

Aunque la causa es desconocida, existen diversos factores que hacen que se mantenga el proceso durante el invierno y reaparecer durante el verano, después de una exposición solar.

Te puede interesar: Usar el celular daña la piel y puede causar acné


Tratamiento contra el melasma


Dermatología Cat, explica que aunque es un proceso exclusivo de mujeres de mediana edad, en ocasiones suele persistir después de la menopausia, afectando principalmente a mujeres de origen hispánico y asiático.

Uno de los tratamientos más comunes para el melasma es la protección solar, la utilización de fármacos que producen la inhibición de la formación de melanina o terapias físicas con láser.

No obstante, puedes prevenirlo evitando a toda costa la exposición directa al sol o a los sistemas lumínicos que aumentan su aparición, la utilización de filtros solares de alta protección todos los días y aplicar cada dos horas.

publicidad

publicidad

publicidad