Los peligros para la salud de comprar sandía o melón cortados

La intoxicación alimentaria ocurre cuando se ingiere alimento o agua que contiene bacterias, parásitos, virus o toxinas producidas por estos microorganismos.

¿Eres fan de las frutas rebanadas? y, ¿compras sandía o melón cortados? Según los expertos, aunque sea común comprar frutas cortadas en los centros comerciales o mercados, esto implicaría un riesgo a la salud, conoce por qué.

Los peligros para la salud de comprar sandía o melón cortados

Ya sea por medio porciones, evitar el desperdicio o por economía, hay personas que adquieren fruta cortada como pueden ser la sandía o el melón aunque la cobertura de film transparente puede evitar que el polvo u otro tipo de contaminación afecta estos alimentos, según la nutricionista y dietista Beatriz Robles en su libro "Come seguro comentó de todo", comer frutas cortadas contribuye al riesgo de contraer listeria, salmonela o cólera, enfermedades asociadas con el consumo de alimentos contaminados con microorganismos patógenos.

También te sugerimos: ¿Por qué la dieta mediterránea se considera la mejor dieta de 2021?

imagen-cuerpo

Los peligros para la salud de comprar frutas cortadas como la sandía o el melón rebanados

Según Medline Plus una intoxicación alimentaria ocurre cuando uno ingiere alimento o agua que contiene bacterias, parásitos, virus o las toxinas producidas por estos microorganismos:

"La mayoría de los casos de intoxicación alimentaria se dan a raíz de bacterias comunes como el estafilococo o la Escherichia coli (E coli)".

Así, cuando los microorganismos ingresan al alimento, se denomina contaminación y puede suceder de diferentes maneras, entre ellas:

- La carne de res o de aves puede entrar en contacto con las bacterias normales de los intestinos de un animal que se está procesando.

- El agua que se utiliza durante el cultivo o embarque puede contener estiércol o desechos humanos.

- El alimento se puede manipular de manera insegura durante la preparación en tiendas de abarrotes, restaurantes o casas.

imagen-cuerpo

Respecto a la última, el melón cortado o la sandía cortada pueden contaminarse al no ser lavadas antes de cortarlas pues aunque la cáscara protege y no es comestible, los microorganismos sí pueden refugiarse en ellas pues cuando se introduce el cuchillo puede impregnarse de bacterias, algo que incluso puede ocurrir al lavar las frutas y verduras en casa, por ello, la recomendación general es lavar y desinfectar perfectamente las frutas y verduras antes de cortarlas.

Aunque el caso de la sandía y el melón se reconoce un riesgo mayor al no lavarse regularmente, también hay peligros en consumir las frutas y verduras que ofrecen en puestos ambulantes o en el hogar, si no se toman las medidas de higiene necesarias.

imagen-cuerpo

Temperatura adecuada. Otro punto importante es el de la temperatura pues para evitar los riesgos de intoxicación alimentaria también se requiere de algún sistema de refrigeración que evite el desarrollo de microorganismos causantes de infecciones gastrointestinales.

¿Cuándo puede ocurrir una intoxicación alimentaria?

La intoxicación alimentaria puede ocurrir después de comer o beber:

  • Cualquier alimento preparado por alguien que no se lave las manos adecuadamente
  • Cualquier alimento preparado usando utensilios de cocina, tablas de cortar y otras herramientas que no estén totalmente limpias
  • Productos lácteos o alimentos que contengan mayonesa (como ensalada de col o de papa) que hayan permanecido fuera del refrigerador por mucho tiempo
  • Alimentos congelados o refrigerados que no se guarden a la temperatura apropiada o que no se recalienten a la temperatura correcta
  • Pescados u ostras crudas
  • Frutas o verduras crudas que no se hayan lavado bien
  • Jugos de verduras o frutas crudas y productos lácteos (busque la palabra "pasteurizado", lo cual significa que el alimento ha sido tratado para prevenir la contaminación)
  • Carnes o huevos mal cocidos
  • Agua proveniente de un pozo o arroyo, o agua de una ciudad o pueblo que no haya sido tratada.
  • imagen-cuerpo

    Los grupos de riesgo

    Los niños y los ancianos tienen el mayor riesgo de intoxicación por alimentos además de personas que:

  • Padecen enfermedad renal, diabetes, cáncer o VIH y/o SIDA.
  • Tienen un sistema inmunitario debilitado.
  • Viajan a áreas en donde hay más exposición a los organismos que causan dicha intoxicación alimentaria.
  • Las mujeres embarazadas y lactantes tienen que ser especialmente cuidadosas para evitar la intoxicación alimentaria.

    Microorganismos y toxinas que causan intoxicación alimentaria

    La información publicada en Medline Plus también advierte de muchos tipos de microorganismos que pueden causar intoxicación alimentaria como:

    - Toxinas en pescados o mariscos dañados o en mal estado

    - Enteritis por Campylobacter

    - Enteritis por E coli

    - Staphylococcus aureus

    - Shigella.

    imagen-cuerpo

    Te recomendamos: Profeco advierte posible adulteración en dos marcas de café

    Finalmente, los especialistas en nutrición sugieren comprar la fruta entera, llegar a la casa, lavar la cáscara antes de cortar y en caso de comer la cáscara, desinfectarla adecuadamente antes para prevenir enfermedades.

    Con información de: Medline Plus, Mayo Clinic y Soy Carmín