Los peligros de comer "mucho" atún enlatado; ¿qué cantidad se sugiere?

¿Cuántas veces a la semana comes atún en lata? Es mejor consumir un alimento fresco que uno en conserva, debido a los aditivos que contiene, advierten expertos.

El atún enlatado también conocido como atún en lata o o en conserva puede ser una de las alternativas más accesibles y preferidas de muchas personas, particularmente, aquellas que no tienen mucho tiempo para cocinar pero, los expertos advierten los peligros de comer atún enlatado en exceso, te contamos los detalles.

Los peligros de comer mucho atún enlatado; ¿qué cantidad se sugiere?

Desde ensaladas, hasta platillos completos más elaborados, con atún es posible preparar gran número de recetas nutritivas pero debe consumirse en justa medida. En ese sentido, entrevistadas para ABC, las nutricionistas Beatriz Robles y Adriana Oroz explican que el consumo semanal de atún en conserva debe ser entre una y dos latas:

"Dentro de una dieta equilibrada y variada puede esta incluido, pero es recomendable no superar esta cantidad semanal, por su alto contenido en sal y por la presencia de mercurio en su composición".

Te recomendamos: 7 beneficios del tamarindo para tu salud que debes conocer

imagen-cuerpo

Los peligros de comer "mucho" atún enlatado; ¿qué cantidad se sugiere?

En ese sentido, de la presencia de mercurio, apunta Beatriz Robles detalla que el atún, en este caso el atún rojo, es considerado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) como un alimento de contenido medio de mercurio:

"Esto, en altas cantidades, puede ser perjudicial para la salud; de ahí la recomendación de dos latas semanales, y alternar el consumo de este pescado con otros de más bajo contenido en mercurio".

Además de lo anterior, una publicación de la Universidad Católica del Maule (UCM) advierte que los micronutrientes del atún se ven afectados cuando se enlata, puesto que se reduce el aporte de calcio y potasio, mientras que el porcentaje de sodio aumenta porque lleva sal añadida como conservante.

Beneficios del atún

Adriana Oroz refiere además que, el pescado azul, grupo en el que se engloba el atún en lata, es una de las mejores fuentes de omega 3. Esto hace que tenga un perfil de grasa saludable y beneficia la salud del corazón. Además, Beatriz Robles se refiere a datos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que analizan los beneficios para la salud del consumo de pescado, en relación con el posible riesgo por presencia de mercurio y reflejan que el consumo de una o dos raciones semanales de productos de la pesca se asocia a mejores resultados en el desarrollo neuronal en niños y con una reducción del riesgo coronario en adultos.

¿Cuántas calorías tiene al atún? En cuanto a las calorías, 100 gramos de atún fresco solo tienen 120 calorías, mientras que el atún en lata con aceite unas 240 y el que se presenta con agua, unas 160 calorías:

"Si no puedes comprar atún fresco en la pescadería o en tu supermercado habitual, la mejor opción son las latas al natural, la recomendación es que no elimines la lata de atún de tu alimentación, pero tampoco te pases con su consumo".

imagen-cuerpo

Una duda que puede surgir es si es igual de saludable tomar atún en conserva en vez de fresco:

"Nutricionalmente es un producto de buena calidad y la comparación con el atún fresco dependerá sobre todo de las diferentes calidades de la conserva, por una parte, y del atún fresco, por otra".

¿Atún fresco o enlatado?

Al respecto, la académica de la Escuela de Nutrición de la Universidad Católica del Maule (UCM), Leyla Juri, refiere que siempre es mejor consumir un alimento fresco que uno en conserva, debido a los aditivos que se agregan en el proceso de enlatado:

"En la versión natural este pescado azul es uno de los alimentos que más proteínas tiene, unos 22 gramos de proteína por cada 100 gramos, en el caso de la lata de atún podría catalogarse como un producto procesado saludable, hay dos factores a tener en cuenta para su consumo, el mercurio y la sal. Además, cada 100 gramos de atún en conserva (lo que equivale a una lata), tanto al natural o en aceite, aporta a nuestro organismo 1.5 g de sal y la recomendación de la Organización Mundial de la Salud es no superar los 5 g de sal/día".

De su aporte nutritivo, la académica de la UCM indica que en 100 g de pescado cocinado hay entre 1 3 y 2 1 g de ácidos grasos omega 3, ácidos en función del tipo de pescado si es magro (merluza, reineta) o un pescado con mayor contenido grasos (atún, jurel, salmón):

"Estos ácidos grasos no pueden ser fabricados por nuestro cuerpo, por lo que deben ser incluidos en nuestra alimentación, ya que tienen importantes beneficios como, por ejemplo, bloquea los estadios tempranos de la arteroesclerosis, reducen la viscosidad sanguínea y la presión arterial es ligeramente disminuida, cambian favorablemente el perfil lipídico sanguíneo, actúan como protector cardiovascular, además, el consumo de omega 3 en embarazadas y niños favorece el óptimo desarrollo del sistema nervioso".

Así, los pescados enlatados pueden considerarse "buenos" productos procesados siempre que sean de una materia prima de calidad y tengan un buen líquido de cobertura como dice Robles:

"Aunque generalmente el producto fresco se considera el de mejor calidad, se puede encontrar un producto en conserva de una calidad muy alta que salga mejor parado en sus propiedades sensoriales como sabor, textura, olor, que un producto fresco de calidad baja".

¿Cómo elegir el mejor atún enlatado?

La recomendación de Adriana Oroz es priorizar conservas al natural o en aceite de oliva virgen:

"Al evitar otro tipo de aceites vegetales, nos aseguramos un buen equilibrio entre omega 3 y omega 6 en nuestra alimentación".

Beatriz Robles recuerda la importancia de fijarnos en el contenido de sal del producto:

"Esta no debe ser mayor de 0.8 gramos de cada 100. Además, es importante la preparación: por ejemplo, las migas son trozos pequeños mientras que los lomos serán trozos más grandes y organolépticamente más deseables".

imagen-cuerpo

¿Cuánto "aguanta" una lata de atún en la alacena?

Finalmente, las nutricionistas hablan del tiempo que puede aguantar una lata de atún en la despensa:

"Pueden durar hasta seis años en buen estado y en aceite y es muy importante conservarlas en ambiente seco a temperatura estable y, antes de consumirlas, mirar la fecha de caducidad y el estado de la lata. El problema viene cuando las latas están abolladas, abultadas, rotas o golpeadas. Entonces es mejor no comprarlas o tirarlas".

También te sugerimos: Queso protege contra problemas de memoria asociados con la edad

Con información de: abc.es y Universidad Católica del Maule