publicidad

Los mejores ejercicios para controlar obesidad genética
Ejercicio y Deporte

Los mejores ejercicios para controlar obesidad genética

No todos los ejercicios son efectivos para combatir la obesidad genética

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 02/08/2019
  • 18:47 hrs.

La obesidad es una enfermedad cada día más prevalente y que es difícil de controlar porque es resultado de un mal estilo de vida y sobre todo, de la genética. No todos los ejercicios funcionan para controlar la obesidad genética, por ello te decimos cuáles son los más efectivos.

Los médicos siempre recomiendan hacer ejercicio, pero aun no está claro cuáles son los tipos de ejercicios que realmente ayudan a frenar el aumento de peso.

Ejercicios para controlar obesidad genética

Estudios publicados en la revista Nature, han demostrado que la genética es el factor más importante para ganar peso y ser obesos.

Un nuevo estudio de la Universidad Nacional de Taiwán revela que no todos los ejercicios son efectivos para controlar la obesidad, especialmente en individuos cuya genética los hace más propensos a sufrir un exceso de peso.

El estudio se realizó en más de 18 mil adultos de entre 30 y 70 años y se examinaron las interacciones entre la genética de los individuos y sus rutinas de ejercicio, así como cinco medidas de obesidad tales como el Índice de Masa Corporal (IMC), el porcentaje de grasa y el tamaño de la cintura y cadera.

Al hacer un análisis del efecto del ejercicio, los investigadores identificaron los cinco tipos de ejercicio que son especialmente efectivos para combatir los efectos de la obesidad genética.

TAMBIÉN LEE: ¿Cuánto tiempo hacer cardio para perder peso

Los mejores ejercicios para controlar la obesidad son:

Correr

Caminar

Escalar

Algunos tipos de bailes

Yoga

Los investigadores descubrieron que estos ejercicios ofrecían mejores resultados que otras actividades como la natación o el ciclismo.

Correr regularmente es el mejor tipo de ejercicio para controlar la obesidad genética, le siguen escalar montañas, caminar, ciertos tipos de baile y el yoga. Todos reducen el IMC incluso en personas que ya nacen predispuestas a padecer obesidad.

Por su parte y para sorpresa de los investigadores, otros ejercicios como el ciclismo y la natación, no contrarrestan los efectos de la obesidad genética.

En general, este estudio publicado en PLOS Genetics afirma que la genética no condena a una persona a padecer obesidad y los efectos pueden disminuir con varios tipos de ejercicio si se practican de forma regular.

Recuerda que debes mantener un estilo de vida saludable, con una alimentación balanceada que incluya alimentos de todos los grupos en porciones adecuadas, actividad física regular y buenos hábitos de descanso.

SIGUE LEYENDO: Ejercicio en exceso puede dañar los riñones 

(Con información de Infosalus)

 

publicidad

publicidad

publicidad