publicidad

Otros

Las características de la dieta mediterránea

Se caracteriza por una abundancia de alimentos de origen vegetal, estacionales y frescos.

  • 03/02/2015
  • 15:33 hrs.

La dieta mediterránea, una de las más saludables del mundo, se caracteriza por una abundancia de alimentos de origen vegetal, estacionales y frescos; la fruta puede utilizarse como postre; limitan el consumo de dulces en momentos específicos y el aceite de olvida es su elemento distintivo.

 
Esta medida de nutrición fue reconocida en 2013 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, y para ello, la nutricionista y responsable de comunicación de la Fundación Dieta Mediterránea, Isabel Bartomeu, explicó los puntos más importantes.
 
1. Consumir muchos alimentos de origen vegetal (fruta, verdura, legumbre, champiñones o frutos secos): La fruta fresca debe ser el postre habitual, mientras que los dulces y pasteles deben consumirse ocasionalmente.
 
2. Pan y alimentos derivados de cereales, como pasta, arroz y productos integrales, deben formar parte de la alimentación diaria.
 
3. Diario deben consumirse productos lácteos; el pescado debe ser abundante, mientras que los huevos deben consumirse con moderación. La carne roja debe comerse con moderación, de preferencia como parte de guisos u otras recetas.
 
4. El agua debe ser parte fundamental en la dieta mediterránea. En los adultos, el consumo de vino debe ser con moderación y durante la comida.
 
5. Realizar actividad física todos los días es tan importante como comer adecuadamente (Con información de La Razón.es).
 

publicidad

publicidad

publicidad