publicidad

Otros

La realidad detrás de la paleodieta

Podría ser buena porque aumenta las grasas buenas, aunque reduce otros nutrientes

  • 06/04/2016
  • 08:00 hrs.
Un estudio dirigido por Caroline Blomquist, de la Universidad de Umea, Suecia, señala que la paleodieta, el régimen alimenticio que consiste en alimentarse como lo hacían nuestros antepasados del paleolítico, podría ser aconsejable para las mujeres que han atravesado la menopausia, aunque podría tener riesgos.

Esta dieta que se puso de moda en los últimos años, consiste en consumir carne, pescado, frutas, ciertas verduras, semillas y frutos secos, así como limitar los alimentos procedentes de la agricultura, los cereales, las legumbres, así como las sales, azúcares y grasas añadidas con el fin de envejecer sanamente.

Para comprobar sus beneficios, Blomquist  junto con sus colaboradores, hicieron un seguimiento de dos años a 70 participantes a quienes dividieron en dos grupos: quienes realizaron la paleodieta y quienes siguieron un régimen convencional.

Las mujeres del grupo paleolítico, obtuvieron el 30% de su aporte energético diario procedía de proteínas, otro 30% de carbohidratos y el 40% restante de grasas no saturadas, mientras que las de la dieta convencional fue el 15% de proteínas, 30% de grasas y 55% de carbohidratos.

Los resultados arrojados mostraron que todas las participantes perdieron peso en la misma medida, pero que en relación a las grasas saturadas “malas”, las del grupo paleolítico las redujeron en un 19%, aumentaron las poliinsaturadas en un 71% y las  monoinsaturadas en un 47%, lo que previene enfermedades cardiovasculares o diabetes.

A pesar de estos resultados, los especialistas advierten que la paleodieta estricta puede causar deficiencia de fibra, manganeso y selenio, por lo que no se debe comenzar sin antes acudir con un profesional en la materia.

(Con información de Muy Interesante)

 

publicidad

publicidad

publicidad