Hongos comestibles serían el alimento del futuro, ¿por qué?

Poseen una gran cantidad de proteínas fácilmente digeribles.

Según información publicada por El Poder del Consumidor,  se estima que el cultivo y producción de hongos silvestres comenzó hace más de 2 mil años en China , además, esta producción se lleva a cabo en diversas regiones boscosas del mundo y se estima que cada año se comercializan más de 200 mil toneladas y en ese sentido,  la Maestra en Ciencias Elvira Aguirre Acosta,  encargada de la Colección de Hongos del Herbario Nacional de México del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) revela que los hongos comestibles podrían ser el alimento "del futuro". Te decimos por qué.

Hongos comestibles serían el alimento del futuro, ¿por qué?

También te sugerimos: ¿Por qué la dieta mediterránea se considera la mejor dieta de 2021?

Hongos comestibles serían el alimento del futuro, ¿por qué?

Una publicación de Ciencia UNAM refiere que los pueblos prehispánicos de Mesoamérica estaban en íntimo contacto con la naturaleza, a la cual aprovechaban y protegían mediante normas estrictas de conservación, que permitían mantener un buen equilibrio ecológico de las plantas, los hongos y los animales, por ello uno de los recursos naturales más utilizados por los indígenas mesoamericanos ya sea por sus propiedades estimulantes o medicinales.

En ese sentido, la doctora Aguirre Acosta refiere que los hongos comestibles podrían ser el alimento del futuro, ya que poseen una gran cantidad de proteínas fácilmente digeribles. El champiñón, por ejemplo, tiene de agua, 80% aproximadamente, el otro 20% es de materia seca. De ese 20%, el 40% es proteína, además de que contienen grasas, vitaminas y minerales, señala la Maestra en Ciencias.

En la época prehispánica, comparte la investigadora, los hongos eran llamados nanácatl por el parecido que tienen en aspecto y sabor con la carne; eran muy consumidos por los aztecas.

imagen-cuerpo

Por lo anterior, la UNAM advierte que es necesario cuidar estos alimentos pues algunas especies de hongos más buscadas para consumo humano tienen mayor riesgo de extinguirse, por ejemplo:

Amanita rubescens

En México se conoce también como amanita "mantequera", "mantecoso", "venado" o "juandiego" y posee un sombrero globoso cuando es joven:

"En la madurez, se vuelve plano de color rojizo con la tonalidad del vino".

Amanita caesarea

Se trata de una seta conocida como ""oronjita", "amanita de los cesares", "huevo de rey" o "yema de huevo".

Agaricus campestris

Está presente tanto en primavera como en el otoño, crece en pastizales de zonas bajas, en campos abonados por el ganado, ya que necesita de terrenos nitrogenados para su desarrollo:

"Es muy frecuente y en algunos zonas, muy abundante".

Boletus aureus

Este hongo crece en árboles de hoja caduca, como por ejemplo el roble, castaño, haya, encinares y alcornocales:

"Esta especie es muy codiciada por los buscadores de setas".

Nutrientes de los hongos

Los hongos se han caracterizado por ser alimentos con alto valor nutrimental, detalla información de El Poder del Consumidor pues aportan fibra, proteína, vitaminas y minerales:

"Alrededor de una quinta a una tercera parte de su peso es proteína, que si bien no reemplaza la proteína de la carne, se puede complementar con otras fuentes de proteína vegetal, como las leguminosas y sustituir a la carne en personas que así lo desean. Los hongos en general contienen vitaminas, como las del complejo B (niacina y tiamina, riboflavina y ácido fólico) y minerales como el potasio, fósforo y calcio".

El champiñón también contiene selenio, que funciona como antioxidante que ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer.

Hongos comestibles en México

En México, la producción inició en los años 30, con el cultivo de champiñón y más reciente fue el cultivo de setas y hongo shiitake.

Hoy en día, las especies más cultivadas son:

- Champiñón 

- Portobello (Agaricus)

- Seta (Pleurotus)

- Hongo blanco 

- Shiitake (Lentinula) 

- Cuitlacoche (Ustilago).

imagen-cuerpo

De hecho, México es uno de los países con la mayor variedad de hongos y es el primer productor de champiñón en América Latina.

La producción anual de hongos y setas en México supera las 1400 toneladas, siendo el Estado de México el principal productor.

Con información de: El Poder del Consumidor, UNAM y Ciencia UNAM