publicidad

Otros

Grasas buenas y malas, aprende a distinguirlas

Especialista explica que aceites vegetales y oleaginosas, son alimentos que contienen grasas que ayudan a producir el colesterol bueno.

  • 01/10/2012
  • 18:10 hrs.

Cada vez más, las personas saben que dentro de todos los productos alimenticios y comestibles hay grasas, unas son buenas, otras malas y existe otro grupo que es catalogado como muy dañino al organismo: las trans.

Para tener una buena salud, es necesario consumir suficientes grasas buenas, que son las que nos ayudan a producir colesterol bueno (HDL) y evitar comer las grasas que forman el LDL o colesterol malo, entre las que están incluidas las trans.
 
¿Pero cómo identificar qué tipo de grasa tienen los diferentes alimentos?, muchas veces leer las etiquetas es complicado y en algunos casos, la información no viene, debido a que los productos no están en empaques porque no son industrializados.
 
La nutrióloga Sara Moreno (*), indicó que para identificar correctamente los distintos tipos de grasas, lo más sencillo es ubicar el tipo de alimento, “los alimentos de origen animal como las carnes, el tocino, la manteca, contienen grasas saturadas o malas, y podemos distinguirlas porque a temperatura ambiente son sólidas”, dijo.
 
La experta añadió que las buenas son llamadas insaturadas o poliinsaturadas, y éstas se encuentran en productos y aceites vegetales como las nueces, los cacahuates, el aguacate, y los aceites como el de soya, cártamo o maíz, y estos se identifican porque a temperatura ambiente son líquidos y de color amarillo claro.
 
Las grasas más dañinas o trans, “son aquellas que en su estado natural eran líquidas, pero debido a los procesos industriales se volvieron sólidas, y son todas las que usan para producir los postres y frituras empaquetadas”, dijo la especialista en nutrición clínica.
 
Estas grasas, además  de aumentar el colesterol malo (LDL), aumentan los triglicéridos en la sangre, es decir las sustancias que dañan la salud cardiaca. “El LDL se va adhiriendo en las arterias obstruyéndolas, mientras que el HDL funciona como una escobita que va barriendo o retirando el colesterol malo para que no tape las arterias, pero las grasas trans incluso inhiben el trabajo del colesterol bueno y por ello es que son tan dañinas”, explicó.
 
Moreno compartió con SUMEDICO, algunas recomendaciones para reducir los daños de las grasas malas y dañinas:
  • Tener una dieta rica en frutas y verduras
  • Consumir cereales integrales para aumentar el consumo de fibra
  • Preferir aceites vegetales en lugar de mantecas
  • Prefiere carnes magras en  lugar de las que son más grasas.
  • El aceite de palma y coco entran dentro de las grasas saturadas, y hay que evitarlos
  • Prefiere lácteos descremados o light, esto significa que son reducidos en grasas
  • Evita alimentos fritos, capeados o empanizados, porque aunque se cocinen con aceites buenos, al calentarse, se convierten en trans.
  • También es indispensable que se aprenda a leer etiquetas, “muchas veces ya no dice trans porque la gente sabe que es malo, pero al ver la leyenda parcialmente hidrogenado, significa que contiene estas grasas dañinas y es un producto que mejor no debemos de consumir”.
La especialista señaló que cada aceite tiene un grado de tolerancia al calor, y que mientras no se haya descompuesto su estructura sigue siendo seguro, pero una vez modificado es que se convierte en trans, “podemos identificar que se ha modificado porque sale humito indicando que se está quemando o porque su color es más oscuro que como lo vemos en la botella en estado crudo”.
 
(*) Sara Moreno, especialista en Nutrición Clínica.

publicidad

publicidad

publicidad