publicidad

Otros

Frijol, básico en dietas vegetarianas

Se considera que estas semillas son uno de los alimentos más antiguos de la historia del ser humano, y ayudan al control del colesterol.

  • 22/01/2013
  • 18:33 hrs.

 El frijol no sólo es considerado como uno de los alimentos más antiguos sino es base de la alimentación de algunos países, como México.

Aun cuando este alimento puede no ser del agrado de muchos debido a la inflamación que produce, lo cierto es que proporciona beneficios a la salud, directamente relacionados con la glucosa y el colesterol, además de poseer una buena cantidad de fibra.

Para aprender más sobre el frijol, SUMEDICO acudió con la nutrióloga Paola Cervantes Laing, quien abundó sobre este alimento al que, según los historiadores, le han seguido la pista desde siete mil años antes de Cristo.

Descripción:
Pequeñas semillas que pueden consumirse tanto en granos secos como en vainas verdes, y existen diversas especies de frijol.

Partes que se usan:
Son semillas que provienen de la planta de frijol, y son conocidas como Phaseolus vulgaris, de la que se obtienen los granos secos, los cuales son seleccionados antes de cocinarse, desechando los que estén en mal estado.

Historia:
Según investigadores de la Universidad Politécnica delle Marche, en Italia, y la Universidad estatal de Dakota del Norte, Estados Unidos, el país de origen del frijol es México y no Perú, los principales productores de frijol seco en el mundo son Brasil, India, Birmania, China, Estados Unidos, México, Tanzania, Kenia, Argentina y Uganda. Se considera al frijol como uno de los alimentos más antiguos de la historia del ser humano, y se cree que comenzó a cultivarse 7 mil años antes de Cristo. Los aztecas los llamaban “etl”, los mayas “búul” y “quinsoncho”.

Beneficios:

“Es una buena fuente de hierro y proteína sin grasa, la cual, aunque no es de muy buena calidad, alcanzando hasta un 70% en este sentido, puede aumentar si se le combina en la alimentación con maíz, por ejemplo, con el que alcanza hasta un 85% de calidad. Es muy común para las dietas vegetarianas. Otra ventaja es que tienen fibra dietética, más que las frutas y las verduras, y ayuda en el estreñimiento y al control del colesterol y la glucosa; además de recomendarse su uso en personas con problemas de corazón, colesterol alto y diabetes. También contiene folatos, que son de gran ayuda para las mujeres embarazadas”.

Precauciones:
“Provoca flatulencias e inflamación debido a una sustancia específica, la cual disminuye su potencia se se les mantiene en agua ocho o nueve horas antes de cocinarse, o bien añadiendo bicarbonato en el agua que reposan”.

El frijol tiene cierto nivel de toxicidad, el cual disminuye cuando se le cocina.

Especialista:
Lic. en Nutrición Paola Cervantes Laing
paolacl@nutri-salud.com.mx 

Fuente:
World Prehistory and Archaeology: Pathways through Time, de Michael Chazan (2008)

 

 

publicidad

publicidad

publicidad