publicidad

¿Es malo seguir una dieta sin gluten y no ser celíaco?
Alimentos y Tendencias

¿Es malo seguir una dieta sin gluten y no ser celíaco?

La dieta sin gluten solo está recomendada para personas con enfermedad celíaca o intolerancia al gluten

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 05/07/2019
  • 15:05 hrs.

Los productos libres de gluten se han puesto cada vez más de moda, incluso en personas que no son celiacas o que no tienen intolerancia al gluten pero, ¿es malo seguir una dieta sin gluten a pesar de no ser celíaco? A continuación te decimos lo que opinan los expertos.

Cada vez más personas optan por seguir una dieta sin gluten porque creen que es mucho más saludable, sin embargo, puede haber algunos efectos en la salud.

Dieta sin gluten

Según Mayo Clinic, una dieta sin gluten es una dieta que excluye la proteína gluten, la cual se encuentra en cereales como el trigo, la cebada y el centeno.

Una dieta sin gluten es esencial para controlar signos y síntomas de enfermedad celíaca y otras enfermedades relacionadas al gluten.

Las personas que sufren de intolerancia al gluten o celiaquía son muy pocas en todo el mundo, no obstante, cada vez más personas siguen una dieta sin gluten por moda o por buscar un estilo de vida más saludable.

Los supuestos beneficios de la dieta sin gluten incluyen mejorar la salud, adelgazar y aumentar la energía.

Según la Revista JAMA, diversas encuestas indican que una dieta sin gluten se ha convertido en una de las tendencias de alimentación más populares en Estados Unidos.

Se estima que 1 de cada 5 personas ha eliminado o reducido por completo su consumo de gluten en la dieta diaria, lo que supera a la cantidad de personas que realmente tienen intolerancia al gluten o alergia al trigo.

Pero, ¿qué es el gluten? El gluten es un conjunto de proteínas naturales que se encuentran en la cáscara de algunos vegetales, normalmente en los granos con los que se elaboran productos como pan, tortillas de harina, papas frutas, cereales de caja, cátsup, salsa de soya, pastas, arroz, etc.

Su valor nutricional es mínimo y consumirlo o dejarlo realmente no tiene un impacto muy importante a menos que haya una intolerancia al gluten.

No obstante, los expertos recomiendan no seguir una dieta sin gluten a menos a que exista una intolerancia al trigo o enfermedad celiaca, de lo contrario, podrías estar eliminando de tu alimentación nutrientes que difícilmente encontrarás en otros productos.

Cambiarás tu consumo general de fibras, vitaminas y otros nutrientes, por lo que no se recomienda.

Además, los productos sin gluten suelen tener más grasa y azúcar que aquellos con gluten de forma normal.

Recuerda que todo cambio en la dieta debe estar siempre supervisado por un experto en nutrición para evitar complicaciones.

(Con información de El Universal) 

 


publicidad

publicidad

publicidad