publicidad

¿Entrenar en un clima caluroso forma mejores atletas?
Ejercicio y Deporte

¿Entrenar en un clima caluroso forma mejores atletas?

Sí, puede sonar molesto, pero entrenar en donde hace mucho calor puede convertirte en un mejor deportista... si no te mueres primero de la insolación

  • Adrian Aguirre
  • 26/07/2019
  • 12:52 hrs.

Puede ser pesado, fastidioso e incluso cansarte más de lo que te habías cansado antes, pero realizar tus entrenamientos en un lugar donde hace mucho calor, puede convertirte en un súper atleta.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Oregon estudió durante diez días a dos grupos de 20 ciclistas profesionales con una rutina que consistía en 45 minutos de bicicleta, diez de descanso y luego otros 45 más de pedaleo. Mientras los primeros lo hacían a 40 grados centígrados los segundos lo hicieron a 12°.

Puedes leer: Tomar agua fría tras ejercitarte puede causarte la muerte

Luego de los diez días, los médicos pusieron a practicar a los dos grupos con una temperatura de 12° y el resultado demostró que los que practicaron en altas temperaturas aumentaron su rendimiento en un 6% en temperaturas más bajas, produjeron 5% más de poder aeróbico , 5% más de más de potencia de salida en el umbral de lactato, y un 9,1% más de trabajo cardíaco.

Sobre los resultados, el lider de la investigación, Santiago Lorenzo, explicó que "Cuando se está haciendo ejercicio en el calor, se necesita enviar la sangre a los músculos para que pueda seguir haciendo ejercicio, y además se tiene que enviar la sangre a la piel para que pueda refrescarse. 

Cuando el cuerpo siente que no tiene suficiente sangre para realizar la tarea, entonces puede crear más plasma y eso puede mejorar la performance cuando se está en situaciones de menor exigencia climática. Ese incremento en el volumen de la sangre estimula al corazón y, a su vez, aumenta la capacidad de oxígeno en el organismo".

También te puede interesar: Hallan máxima resistencia del cuerpo humano

Por su parte, el Presidente de Investigación y Rendimiento del Atleta en el Instituto Korey Stringer, Robert Huggins, realizó una prueba con otro ciclista y lo puso en un laboratorio donde podían alcanzar temperaturas de hasta 110 grados con 90 por ciento de humedad.

Huggins llegó a la conclusión de que si bien era extenuante y agotador para su voluntario el trabajar en esas condiciones,  el sujeto de estudio se podía ver beneficiado en su rendimiento, ya que los deportistas que realizaron actividades físicas en estas condiciones climatológicas se volvieron más fuertes y más rápidos, no solo en calor, sino en cualquier clima. 

"Es como el dopaje legal de sangre. Si entrenas a altas temperaturas, tendrás beneficios de rendimiento tanto en frío como en calor".


Con información de National Institutes of Health, Infobae, Men's Health

publicidad

publicidad

publicidad