publicidad

Ejercicios para ponerse en forma sin la necesidad de moverse
Ejercicio y Deporte

Ejercicios para ponerse en forma sin la necesidad de moverse

Foto: Onnit

No requieren de saltos ni de sudar mucho, basta con esforzarse en poner tensión en los músculos para que sean efectivos

  • SUSANA CARRASCO
  • 10/02/2020
  • 18:56 hrs.

¿Te imaginas lograr ponerte en forma con ejercicios sin moverte? Pues aunque no lo creas esto es una realidad, solo necesitas poner en práctica los ejercicios isométricos. ¿De qué se trata? Lo que hacen, es generar una gran tensión muscular para activar las fibras, pero sin la necesidad de mover un músculo.

Así que si eres un poco flojo y la idea de brincar o salir a correr no te parece especialmente emocionante, estos ejercicios podrían ser para ti.

Ejercicios sin moverse

No a todos les gusta hacer ejercicio, a veces la flojera puede ganarnos la batalla. Sin embargo, eso no significa que no podamos estar en forma, ya que hay un tipo de ejercicios que permiten hacerlo sin la necesidad de moverse: los ejercicios isométricos.

De acuerdo a Antonio López, entrenador personal, los ejercicios isométricos son un tipo de entrenamiento en el que no estás moviendo nada, pero los músculos están en tensión, lo que ayuda a fortalecerlos y a quemar grasa.

"Es un tipo de entrenamiento en el que un estímulo activa las placas motoras o fibras nerviosas asociadas al tejido muscular y hay una contracción muscular, pero las articulaciones no se mueven", explica el especialista a Buenavida.

Algunos ejemplos de ejercicios isométricos son:

1. Plancha abdominal

Consiste en mantener las curvas anatómicas de la espalda y la tensión abdominal y lumbar, pero también respetando la tensión en la zona de las escápulas y los hombros.

Debes lograr despegar el pecho del suelo estirando los brazos y las piernas, apretando bien al abdomen durante al menos 30 segundos, luego poco a poco debes ir aumentando el tiempo.

TAMBIÉN LEE: Grupos musculares que trabajas al saltar la cuerda

2. Sentadilla estática

Se trata de apoyar la espalda en la pared y sentarse en el aire, como si hubiera una silla imaginaria. Para aumentar la tensión puedes pararte de puntillas, o apoyarte solo en una pierna. El objetivo es trabajar los glúteos y cuádriceps.

Estos ejercicios requieren usar la fuerza para mantenerse muy cerca del suelo pero sin ningún tipo de desplazamiento, lo que consume una gran cantidad de energía.

3. Empujar la pared

Debes colocarte de frente a la pared, adelantando una pierna y flexionándola, al mismo tiempo que extiendes los brazos apoyando las palmas de las manos en la pared, a la altura del pecho. Debes empujar para trabajar toda la zona del pecho

Si doblas los brazos, activarás la musculatura del hombro y los tríceps.

La ventaja con este tipo de ejercicios es que requieren de apretar todo lo que podamos los músculos, lo que hace que se activen tejidos musculares más profundos que con otros ejercicios no trabajan.

Incluso, podemos tener un mejor control sobre los músculos que se están activando, por ejemplo, en la plancha se puede sentir qué músculos tienen una tensión constante.

También puedes darle variedad, en las planchas levanta una pierna, llevando la rodilla hacia adelante y atrás mientras aguantas la tensión, así evitarás la fatiga y ampliarás las fibras musculares que entran en acción.

Otro de los beneficios de estos ejercicios es que mejoran la resistencia al dolor, pues estudios demuestran que los ejercicios isométricos o ejercicios sin moverse elevan el umbral del dolor en personas mayores de 60 años.

No necesitas salir a correr o desgastarte demasiado para estar en forma, puedes buscar unos minutos al día para para hacer ejercicios isométricos que te ayuden a fortalecer los músculos sin la necesidad de moverte.

SIGUE LEYENDO: ¿Qué tipo de ropa interior usar para hacer ejercicio? 

(Con información de El País)


publicidad

publicidad

publicidad