¿Cuántos tipos de obesidad existen y cómo afectan?
Dietas

¿Cuántos tipos de obesidad existen y cómo afectan?

Padecer uno de los tipos de obesidad aumenta el riesgo de otras enfermedades graves como diabetes, hipertensión, gota y cáncer

  • SUSANA CARRASCO
  • 12/11/2019
  • 11:56 hrs.

La obesidad es considerada ya como una epidemia en México y aunque prevalecen ideas que afirman que estar “gordito” es estar sano, la realidad es que se trata de una enfermedad crónica con graves consecuencias en la salud.

En el marco del Día Mundial de la Obesidad (12 de noviembre), te explicamos cuáles son los tipos de obesidad que existen, cómo reconocerlas y qué consecuencias tienen en la salud.

Tipos de obesidad

La obesidad es un problema de salud grave que no debe tomarse solo como un problema de apariencia física, ya que representa una de las principales causas de enfermedades mortales.

Actualmente, la obesidad en México se considera una epidemia, pues se estima que 7 de cada 10 mexicanos tienen sobrepeso u obesidad, mientras que 3 de cada 10 niños también tienen este problema.

Al respecto, en entrevista para sumédico.com, la Dra. Elizabeth Pérez Cruz, Jefe del Servicio de Apoyo Nutricio del Hospital Juárez de México (HJM), señala que la obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza por la acumulación del tejido adiposo o grasa.

¿Cómo se diagnostica? La forma más sencilla de detectar la obesidad es a través del Índice de Masa Corporal (IMC), el cual se calcula mediante la relación entre el peso y la altura de una persona.

De acuerdo a ese cálculo, podemos conocer si tenemos algún grado de obesidad o sobrepeso. Toma en cuenta los siguientes valores: 

18.5 a 24.9 – normal

25 a 19.9 – sobrepeso

>30 – obesidad

Existen distintos grados o tipos de obesidad, los cuáles también se identifican a partir del IMC con los siguientes valores:

30 a 34.9 – obesidad tipo 1

35 a 39.9 – obesidad tipo 2

40 a 44.9 – obesidad mórbida

>45 – obesidad extrema

¿Cómo afecta a la salud tener obesidad?

Más allá de problemas con el aspecto físico, los distintos tipos de obesidad pueden tener consecuencias muy negativas en la salud, tanto a corto como largo plazo.

En ese sentido, la Dra. Pérez señala que la obesidad daña principalmente la calidad de vida, pues impide a los pacientes realizar actividades cotidianas como cambiarse, abrocharse las agujetas o caminar.

TAMBIÉN LEE: Diferencias entre perder peso y perder grasa 

“La obesidad daña las articulaciones, las rodillas y cadera, aumenta la presión arterial, la glucosa, el colesterol y los triglicéridos, lo que a largo plazo puede derivar en complicaciones como diabetes e hipertensión”, puntualiza la especialista del Hospital Juárez.

Además, los distintos tipos de obesidad, dependiendo el grado pueden provocar problemas para dormir bien, ronquidos excesivos, problemas para respirar bien y hasta cánceres.

Los problemas renales, el aumento en el ácido úrico y el alto riesgo de sufrir un infarto cardiaco o cerebral, son otras complicaciones de la obesidad.

Padecer alguno de los tipos de obesidad debe atenderse inmediatamente por especialistas, no se deben hacer dietas extremas o rutinas de ejercicio intensas con el objetivo de bajar de peso, siempre debemos tener la supervisión de expertos, sobre todo cuando el problema de obesidad lleva muchos años o es de un grado muy avanzado.

La razón es que podríamos tener algunos daños en los órganos derivados del exceso de peso y no saberlo, por lo que no cualquier tratamiento podría ser seguro para nuestro caso particular.

El tratamiento para la obesidad consiste en una terapia multidisciplinaria en la que participan nutriólogos, psicólogos y médicos del deporte, los cuáles debe evaluar el grado de obesidad que se padece.

Dependiendo del grado, los especialistas pueden recomendar un tratamiento farmacológico, el uso de balones endoscópicos o la realización de un cirugía bariátrica o para bajar de peso, la cual solo puede hacerse en casos en los que aún no haya problemas en órganos del cuerpo como los riñones.

Sin embargo, el pilar para revertir la obesidad y sus consecuencias, son los cambios en el estilo de vida.

“Se necesitan cambios en el estilo de vida, educación de cómo comer sanamente, hacernos tiempo para ejercitarnos, disminuir el estrés, dormir lo suficiente y evitar turnos nocturnos al trabajar”, puntualiza la experta.

Así que si en tu familia hay problemas de obesidad, acude con los especialistas para encontrar la mejor solución, recuerda que la obesidad no solo es un problema físico, es una enfermedad crónica con consecuencias mortales.

SIGUE LEYENDO: Obesidad hace que se acumule grasa en los pulmones 


publicidad

publicidad

publicidad