Contar calorías es más efectivo que el ayuno intermitente, ¿por qué?

El estudio aparece en la edición del 16 de junio de la revista Science Translational Medicine.

Según los resultados de un nuevo estudio, las famosas y controversiales dietas de ayuno intermitente no funcionarían mejor que el conteo y reducción de calorías como refiere información publicada en WebMd:

Contar calorías es más efectivo que el ayuno intermitente, ¿por qué?

"Las personas que simplemente redujeron sus calorías diarias en un 25% perdieron la mayor cantidad de peso y tejido graso en tres semanas de dieta, en comparación con dos grupos que siguieron diferentes regímenes de ayuno intermitente".

El estudio aparece en la edición del 16 de junio de la revista Science Translational Medicine.

Te recomendamos: 7 beneficios del tamarindo para tu salud que debes conocer

imagen-cuerpo

Contar calorías es más efectivo que el ayuno intermitente

Los investigadores reclutaron a 36 participantes delgados y los dividieron en tres grupos de 12. Un grupo simplemente comió un 25% menos de calorías al día. El segundo ayunó un día y luego comió el 150% de sus calorías normales al siguiente, y el tercero comió el 200% de su ingesta diaria de energía en días alternos, ayunando en días alternos.

Al final de las tres semanas, el grupo que siguió una dieta simple había perdido la mayor parte de peso, con una pérdida de grasa promedio de alrededor de 3.5 libras.

Los investigadores encontraron que tampoco hubo diferencias entre los grupos en lo que respecta a:

- Salud del corazón

- Metabolismo

- Expresión genética relacionada con las células grasas.

En ese sentido, James Betts, profesor de fisiología metabólica del Centro de Nutrición, Ejercicio y Metabolismo de la Universidad de Bath en Inglaterra explicó lo siguiente:

"La dieta estándar puede ser más efectiva que el ayuno intermitente para reducir la grasa corporal".

imagen-cuerpo

Se sabe que las dietas de ayuno requieren que las personas se abstengan de comer, ya sea en días específicos de la semana o durante ciertos períodos de tiempo en el transcurso del día pero este ensayo clínico probó que las dietas de ayuno intermitente en días alternos, que implican un ayuno durante un día, al siguiente consumirían hasta el doble de sus calorías diarias habituales. 

El grupo que hizo un ayuno intermitente y comió el 150% de su dieta regular cada dos días perdió algo de peso, con una pérdida de grasa promedio de alrededor de 1.5 libras. El grupo que ayunó y luego comió el doble de la cantidad habitual no mostró caídas significativas de peso.

Los que ayunaron tampoco tuvieron ningún beneficio en lo que respecta a sus niveles de:

1. Azúcar en sangre

2. Colesterol

3. Insulina.

¿Ayuno intermitente?

El ayuno intermitente es una práctica de restricción alimentaria que, como su nombre lo indica, es intermitente y se organiza de distintas maneras con la intención de adelgazar o favorecer la pérdida de peso, sin embargo, es una de las formas de alimentación que más debate genera pues mientras algunos estudios pueden mostrar beneficios en el tratamiento específico de algunas enfermedades, también hay contraindicaciones del ayuno intermitente que, igualmente han sido expuestas como indican publicaciones en la revista "Anales de la Facultad de Medicina":

"Son insuficientes los estudios que muestren las consecuencias a largo plazo y sus repercusiones en el control de la homeostasis energética en el sistema nervioso central (SNC)".

Como indica información de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la homeostasis es la capacidad que tiene el cuerpo para mantener y regular sus condiciones internas:

"Esta homeostasis es crítica para asegurar el funcionamiento adecuado del cuerpo, ya que si las condiciones internas están reguladas pobremente, el individuo puede sufrir grandes daños o incluso la muerte".

Se trata de un modelo de alimentación establecido por ciclos o períodos de ayuno y de alimentación que tiene como objetivo establecer cuándo se come y que cuando se consuman alimentos sean alimentos nutritivos en porciones equilibradas. De hecho, un estudio publicado en la revista Cell ha relacionado el ayuno intermitente con la disminución de la inflamación.

Los efectos del ayuno intermitente no solamente implican cuestiones de alimentación, también se relacionan con factores genéticos o por el género.

imagen-cuerpo

Lo que sabemos del ayuno intermitente (hasta el momento)

1. Estudios en humanos y animales muestran la reducción de masa corporal.

2. Discrepancia en indicadores como masa adiposa central, masa libre de grasa o concentraciones de trliglicéridos o de la glucosa en sangre.

3. Estudios en animales no tienen resultados favorables respecto a marcadores cardiovasculares.

4. La evidencia respecto al ayuno intermitente y su relación con el tejido adiposo no es favorable.

5. Heterogeneidad en los resultados y falta de evidencia científica concluyente.

El ayuno intermitente no es una dieta, así que no se recomienda su consumo habitual y siempre deberá ser indicado por un especialista, dentro de las aplicaciones clínicas del ayuno intermitente están los efectos en la salud y el envejecimiento, efectos físicos y cognitivos, enfermedad cardiovascular, cáncer, trastornos neurodegenerativos, asma, esclerosis múltiple, artritis y lesión tisular quirúrgica o isquémica.

También te sugerimos: Queso protege contra problemas de memoria asociados con la edad

Finalmente, recuerda que el ayuno intermitente, el conteo de calorías o cualquier otro procedimiento siempre deberá ser indicado por un especialista en Nutrición.