publicidad

Comer mucha carne roja puede acortar tu vida
Alimentos y Tendencias

Comer mucha carne roja puede acortar tu vida

La investigación fue realizada en China y Estados Unidos y participaron más de 75 mil personas.

  • Adrian Aguirre
  • 04/07/2019
  • 17:20 hrs.

Un estudio reciente publicado en la revista médica The BMJ encontró una correlación entre hábitos como comer mucha carne roja y carnes procesadas y el riesgo de sufrir una muerte prematura.

El objetivo de esta investigación fue evaluar la asociación de los cambios en el consumo de carne roja con la mortalidad total y causal en mujeres y hombres y participaron 53 553 mujeres y 27 916 hombres sin enfermedad cardiovascular o cáncer al inicio del estudio.

¿Cuál fue el resultado?

"14 019 muertes ocurrieron durante 1.2 millones de personas por año de seguimiento. Los aumentos en el consumo de carne roja durante ocho años se asociaron con un mayor riesgo de mortalidad en los ocho años subsiguientes entre mujeres y hombres (ambos P para una tendencia <0.05, P para heterogeneidad = 0.97). Un aumento en el consumo total de carne roja de al menos la mitad de una porción por día se asoció con un 10% más de riesgo de mortalidad (índice de riesgo agrupado 1.10, intervalo de confianza del 95% 1.04 a 1.17). Para el consumo de carne roja procesada y no procesada, un aumento de al menos la mitad de una porción por día se asoció con un riesgo de mortalidad 13% más alto (1.13, 1.04 a 1.23) y un riesgo de mortalidad 9% más alto (1.09, 1.02 a 1.17), respectivamente . Una disminución en el consumo de carne roja procesada o no procesada de al menos la mitad de una porción por día no se asoció con el riesgo de mortalidad", se puede leer en la página oficial de la indagación.

Puedes leer: Los 5 alimentos con L-Carnitina

¿Cuáles son los peligros de consumir mucha carne roja?

De acuerdo con el comunicado, un mayor consumo de carne roja, especialmente la carne roja procesada (Tocino, salchichas), se asocia con un mayor riesgo de Diabetes Tipo 2, enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de Cáncer (incluído el colorrectal), enfermedad pulmonar obstructiva crónica, insuficiencia cardíaca e hipertensión.

El método utilizado

Para llegar a estas conclusiones, el profesor Yan Zheng, el investigador científico Yangping Li, la investigadora Ambika Satija, los profesores An Pan, Eric Rimm, Walter C. Willett, Frank B. Hu y la profesora asistente Mercedes Sotos-Prieto, analizaron la asociación de los cambios en el consumo de carne roja durante ocho años con el riesgo de mortalidad durante los ocho años siguientes. Las participantes fueron mujeres estadounidenses del Estudio de salud de enfermeras y hombres estadounidenses del Estudio de seguimiento de profesionales de la salud. Las Pautas dietéticas para los estadounidenses 2015-2020 incluyeron la recomendación: “Las estrategias para aumentar la variedad de alimentos con proteínas incluyen la incorporación de pescados y mariscos como la elección de alimentos con proteínas en las comidas. . . y el uso de legumbres o nueces y semillas en platos mixtos en lugar de algunas carnes o aves”.

También te puede interesar: Mala alimentación causa más muertes que el tabaco 

La muerte por cualquier causa fue el resultado primario de estos estudios prospectivos de cohorte con medidas repetidas de factores de dieta y estilo de vida. Identificaron las muertes utilizando los registros de estadísticas vitales del estado, el índice nacional de defunciones, los informes de las familias y el sistema postal. Usando estos métodos, determinaron el 98% de las muertes en cada cohorte. Buscaron certificados de defunción de todas las muertes y, cuando fue apropiado, solicitaron permiso a los familiares para revisar los registros médicos. Un médico revisó los certificados de defunción y los registros médicos y determinó la causa subyacente de la muerte según la CIE-8 y la CIE-9 (clasificación internacional de enfermedades, revisiones octava y novena).

"(...)

Los análisis estratificados se realizaron a priori al tratar el cambio total de la carne roja como una variable continua de acuerdo con la edad inicial, el índice de masa corporal, el estado de fumador, la actividad física, el consumo de alcohol y el índice de alimentación saludable alternativa modificada. La importancia de los términos de interacción se probó mediante la inclusión de términos de productos cruzados para cada categoría y el cambio en el consumo de carne roja en los modelos multivariables.

También examinamos el riesgo de muerte asociado con una disminución de la carne roja en una porción por día y un aumento simultáneo de una porción por día de aves de corral (sin piel), pescado, productos lácteos, huevos, legumbres, nueces, granos enteros o Verduras (sin legumbres). Incluimos cambios concurrentes en todas estas fuentes de alimentos, además de la carne roja, en el mismo modelo multivariable. La diferencia en los coeficientes ß para el cambio en la carne roja y el cambio en el alimento alternativo se usó para estimar la proporción de riesgo; las variaciones correspondientes y la covarianza se utilizaron para estimar intervalos de confianza del 95%", detalla el boletín.

Con información de www.bmj.com y Pijama Surf



publicidad

publicidad

publicidad